[Reseña] El lado oscuro (2014) de Sally Green

A finales del mes, se celebra el ‘día del orgullo gay’. Por tanto, este mes habrá reseñas de este tipo, no todas son propiamente literatura LGTB, pero, mínimo todas tendrán un protagonista LGTB. Esto no quiere decir, que las historias se van a centrar como tema principal en el amor, prejuicios etc. Precisamente este libro, su protagonista es bisexual, pero en el primer libro no se nota porque el tema del amor NO es el principal. En esta historia hay una guerra entre brujos negros y blancos; aquí el protagonista es discriminado, pero no es por orientación sexual.

Aclaro que este mes, y espero, el mes de octubre y principios de noviembre sean reseñas específicas: LGTB, Halloween y Día de muertos. No soy de las personas que les guste reseñar lecturas especificas por una fecha en especial (día del amor y la amistad, navidad, Halloween, día del orgullo gay, lecturas de verano, lecturas ligeras etc.,) pero, reconozco que quiero experimentar en hacerlo, ver que tan bien o mal lo hice. Aunque lo haga bien, no creo hacerlo el año que viene por dos razones: no atrae mucho la idea y pereza (soy sincera). Sin más que decir:

¡EMPEZAMOS!

ficha6

9788494258206 (1)Autor: Sally Green
Editorial: Océano exprés
Páginas: 415
Género: Fantasía
ISBN: 978-607-527-276-4
Encuadernación: Tapa blanda
Saga: Una vida oculta
Precio: $190.00

SInopsis2

Nathan sabe que es un intruso en el mundo en el que vive. Un mundo dividido entre los Brujos Blancos, que representan el bien, y los Brujos Negros, que encarnan el mal. Pero Nathan es Blanco y Negro a la vez… Ahora tendrá que decidir cuál es más fuerte, su lado blanco o su lado oscuro.

Una novela apasionante sobre la alienación y el indomable deseo de supervivencia.

yotelo2

Este libro tarde en leer porque estaba indecisa si leer o no. Al inicio me llamo la atención por su portada, pero al leer la sinopsis desistí en comprarlo. Incluso cuando lo empecé a leer me desanimé mucho porque el primer capítulo me desalentó demasiado por la forma en que estaba escrita: segunda persona. No soy fan de las narraciones en segunda persona. Agradezco mucho, haberme equivocado, en su mayoría, la narración es en primera persona. Tampoco es mi tipo de narración favorita, pero es más llevadera.

Es un libro que se divide en seis partes, de las cuales, la primera parte, está narrada en segunda persona y el resto en primera persona.

La historia es cruel, fuerte y triste. Aborda temas fuertes: como la intolerancia, gobierno opresor, la desigualdad, racismo, violencia, falta de justicia. Todo esto lo combina con el elemento de la fantasía, un mundo donde las personas son brujos: brujos blancos o brujos negros. En esta historia, al menos en el primer libro, no esperen leer escenas de acción, tampoco esperes leer una historia de amor épica. En este libro sufre el protagonista, sufren varios personajes, sufre el lector porque el conflicto es complejo en muchos sentidos. Las traiciones son comunes, la muerte es pan de cada día, incluso, podría decirse que morir es algo mucho mejor.

Los brujos blancos son buenos, los brujos negros son malos; por tanto, los brujos negros deben morir y los brujos blancos deben guiar al resto de los brujos por un buen camino ¿Por qué? Los brujos negros disfrutan al matar, matan incluso a su propia familia, son violentos, agresivos, extraños, antisociales, TODOS son así. Son una amenaza que debe ser aniquilada de raíz y no existen los puntos medios. Es como decir, todos los estadounidenses son racistas, todos los mexicanos son narcos, todos los chinos son piratas…

Nathan es mitad brujo blanco y mitad brujo negro, eso significa algo malo. No importa que sea mitad blanco, su otra mitad es suficiente para que lo tengan vigilado, para ser maltratado, ser tratado como animal y no tiene derechos; pero existe una pequeñísima posibilidad de ser aceptado como brujo blanco. Tiene que demostrar su lealtad, además tiene que pasar por una serie de examinaciones, acatar lo que dicen las notificaciones que llegan a su casa cada cierto tiempo. No obstante ¿vale la pena?

Él crece con la idea de que su mamá se suicidó por su culpa, por haberlo engendrado. No era un hijo deseado y siempre le decían que era producto de una violación: un día su padre, el peor brujo negro, violó a la madre, mato al esposo de esta y huyó: Nathan es un hijo bastardo.

Otro punto a destacar es que Nathan es casi analfabeta, aunque asiste a la escuela, le cuesta leer y escribir, pero se le da muy bien el dibujo. Casi no sabe nada de su padre, no puede preguntar por qué siempre es vigilado, debe de ser cuidadoso en no expresar en voz alta lo que realmente piensa de su padre.

Nathan sólo quiere que los brujos blancos lo acepten y lo quieran; por eso quería recibir sus tres regalos cuando cumpliera los diecisiete años. Al cumplir la mayoría de edad, los jóvenes se convierten en verdaderos brujos, por eso, sus ancestros les dan tres regalos; quién no los reciba, se dice, muere al poco tiempo. Nathan por ser mitad brujo blanco y mitad brujo negro, puede recibir los tres regalos de su abuela materna, una bruja blanca que lo quiere. Él espera que, si eso sucede, será un verdadero brujo blanco, aceptado por los demás brujos blancos.

Esta historia trata sobre la supervivencia, la complejidad de lo que se considera el bien y el mal. Hay violencia, crueldad, el engaño, traiciones, pero también está presente la inocencia, el anhelo de cariño, la ingenuidad, el primer amor. Es una historia que te atrapa.

¿Lo recomiendo? Sí, sobre todo si te gustan las historias que son fuertes, que te hacen sufrir, que te encoge el corazón.

extractos2

1.

El truco es que no te importe. Que no te importe que te duela, que no te importe nada.

El truco de que no te importe es clave; es el único truco posible. Aquí no hay nada, sólo una jaula junto a una cabaña, rodeada de un montón de montañas y árboles y cielo.

Es una jaula de un sólo truco.

2.

Notificación de la Resolución del Consejo de Brujos Blancos de Inglaterra, Escocia y Gales.

Se ha acordado que para facilitar una mayor protección de todos los Brujos Blancos deberá hacerse y mantenerse en censo de todos los brujos de Gran Bretaña.

Se utilizará un sencillo sistema de códigos para todos los brujos y whets —brujos menores de diecisiete años— que no sean de linaje puro de Brujos Blancos, por medio de las siguientes referencias: Blanco (B); Negro (N); Fain/No Brujo (F). Así los Códigos Medios serán registrados como (B 0.5/N 0.5) y los mestizos se registrarán como (B 0.5/F 0.5) o (N 0.5/F 0.5). El primer código será el de la madre; el segundo el del padre. Los códigos 0.5 se mantendrán durante el menor tiempo posible —y no más allá de los dieciséis años— hasta que se le pueda designar a la persona un código absoluto (B, N o F).

3.

Jessica cumple diecisiete años. Es media mañana y parece todavía más llena de sí misma de lo habitual. No puede quedarse quieta ni un momento. Ansía recibir sus tres regalos y volverse una bruja adulta de verdad. Abu dirigirá la Ceremonia de Entrega a mediodía, así que mientras tanto tenemos que soportar a Jessica que se pasea de un lado al otro de la cocina, agarra cosas y luego las vuelve a poner en un sitio.

Levanta un cuchillo, se pasea con él y luego se detiene a mi lado, diciendo:

—Me pregunto qué pasará en el cumpleaños de Nathan.

Toca la punta de la navaja.

—Si le toca ir a una Evaluación quizá no pueda hacerse su Entrega.

Me está provocando. Sólo tengo que ignorarla. Recibiré mis tres regalos. Todo brujo los recibe.

Abu dice:

—Nathan recibirá los tres regalos en su cumpleaños. Así es para todos los brujos. Y así será para Nathan.

—Quiero decir que es duro para un whet Blanco cuando algo sale mal y no recibe sus tres regalos.

—Nada saldrá mal, Jessica —Abu la voltea a ver, mientras dice—: Le daré a Nathan sus tres regalos, así como te los daré a ti, a Deborah y a Arran.

Arran se sienta a mi lado. Me pone la mano en el brazo y me dice en voz bajita sólo a mí:

—Cómo anhelo que tu Entrega sea ya. Tú vendrás a la mía y yo iré a la tuya.

—Kieran me contó de un whet de York que no recibió sus tres regalos —dice Jessica—. Al final se casó con una fain y ahora trabaja en un banco.

—¿Cómo se llama ese chico? —pregunta Deborah.

—No importa. Ya no es un brujo y nunca lo será.

—Pues yo nunca he oído hablar de ese chico —dice Abu.

—Es cierto, me lo dijo Kieran —dice Jessica—. Pero Kieran dijo que es distinto para los Brujos Negros. No sólo pierden sus habilidades. Si a los Negros no les dan sus tres regalos, se mueren.

Jessica coloca la punta del cuchillo en la mesa frente a mí y lo sostiene, balanceándolo sobre la punta con su dedo índice.

—No se mueren de inmediato. Se enferman, quizá duran un año o dos si tienen suerte, pero no sanan, sólo van volviéndose más débiles, y más y más enfermos, y más débiles, y entonces —deja caer el cuchillo—, un Brujo Negro menos.

Debería cerrar los ojos.

Arran envuelve sus dedos con suavidad alrededor del mango del cuchillo y lo hace a un lado mientras pregunta:

—¿De verdad se mueren, Abu?

—No conozco a ningún Brujo Negro. Arran, así que no te lo puedo decir. Pero Nathan es mitad Blanco y recibirá sus tres regalos de cumpleaños. Y, Jessica, ya puedes dejar esta conversación sobre Brujos Negros.

Jessia se inclina hacia Arran y murmura:

—De todos modos, sería interesante ver qué pasa. Me imagino que moriría como un Brujo Negro.

Tengo que salir de ahí. Voy arriba. No rompo nada, sólo le doy unas cuantas patadas a la pared.

4.

Al día siguiente, Abu y yo hacemos nuestra primera excursión a Gales. Es un viaje de dos horas en tren. Hace frío y viento, aunque no llueve. Caminamos por las colinas y me encanta ver dónde viven las plantas silvestres y los animales salvajes, cómo crecen, cuáles son sus madrigueras.

Cuando llega el primer día templado de abril nos quedamos a pasar la noche, durmiendo afuera. A partir de entonces ya no quiero volver a dormir adentro. Abu me enseña acerca de las estrellas y me dice cómo afecta el ciclo lunar a las plantas que ella recolecta.

De vuelta a casa, Abu me instruye sobre las pociones, pero comparado con ella soy torpe y no tengo su intuición acerca de cómo actúa una planta con otra o se contrarrestan entre sí. Aun así, aprendo lo básico sobre cómo ella prepara sus pociones, cómo les agrega magia con su tacto e incluso con su aliento. Y aprendo a hacer cremas sanadoras sencillas para cortadas, una pasta que extrae el veneno y un brebaje para dormir, pero sé que nunca podré preparar algo mágico.

Tengo mapas de Gales y llego a conocerlos bien. Puedo leer los mapas con facilidad, son imágenes y consigo ver el terreno en mi cabeza. Memorizo dónde están todos los ríos, valles y montañas con respecto a su posición, las formas de atraversalos, los lugares en los que puedo hallar refugio o agua, dónde nadar, pescar y poner trampas.

Pronto, viajo solo a Gales; paso a menudo dos o tres días lejos de casa, duermo afuera y vivo de la tierra.

La primera vez que estoy lejos solo me acuesto en la tierra. Acostarse en una montaña galesa es especial. Trato de entender la sensación: me siento feliz cuando estoy con Arran, sólo estando con él, observando su naturaleza lenta y pacífica, eso es algo especial; también me siento feliz con Annalise, realmente feliz, disfrutando de su hermosura y olvidándome de quién soy durante el tiempo que está conmigo; eso es también bastante especial. Pero acostarse en una montaña galesa es distinto. Mejor. Ese es mi verdadero yo. Mi verdadero yo y la verdadera montaña, vivos y respirando como si fuéramos uno.

5.

Saba era una Bruja Negra. Había matado a un Cazador y estaba prófuga. Virgina, la líder de los cazadores, y un grupo de élite estaban tras la pista de Saba. La habían rastreado por todo Inglaterra, a través del campo, de las ciudades y los pueblos, y le pisaban los talones.

Saba estaba exhausta, y a causa de la desesperación se escondió en el sótano de una grande a las afueras de un pueblo. Debió de haber estado muy desesperada o no habría intentado esconderse. No sirve de nada esconderse de los Cazadores. Seguramente sabía que la rastrearían hasta allí. Y eso hicieron. Los Cazadores encontraron la casa y la rodearon rápidamente. No había escapatoria para Saba. Algunos de los Cazadores querían irrumpir en el sótano, pero Virgina no quería perder a nadie más. Sólo había una manera de entrar al sótano, por una trampilla, y Virgina ordenó que bloquearan la entrada un mes, periodo en el cual Saba acabaría muerta o tan débil que podrían capturarla sin que los Cazadores sufrieran bajas.

Virgina sabía que la mayoría de sus Cazadores no estaba de acuerdo con la idea. Querían venganza, gloria y un final rápido para Saba y esa cacería. Virgina puso a un guardia en la entrada del sótano para evitar que Saba escapara, pero también para asegurarse de que ninguno de los Cazadores desobedeciera sus órdenes.

Cayó la noche, y los Cazadores encontraron lugares en la casa y en sus jardines para dormir. Pero nadie pudo descansar porque, poco después de oscurecer, se escucharon gritos terribles provenientes del sótano.

Los Cazadores corrieron a la trampilla, creyendo que alguno de ellos había desobedecido las órdenes de Virgina, había entrado a sótano y estaba siendo torturado por Saba. Pero no era así, el guardia seguía en pie frente a la puerta bloqueada. Los gritos venían del sótano y continuaron hasta el amanecer. Los cazadores trataron de dormir y se cubrieron los oídos o los taparon con trozos de tela de su ropa, pero nada evitaba que eso sonidos les perforaran la cabeza. Era como si cada uno de ellos estuviera gritando también.

Al día siguiente los Cazadores estaban fatigados. Todos eran hombres y mujeres rudos, los más rudos de todos, pero llevaban semanas persiguiendo a Saba y ya estaban agotados.

La segunda noche regresaron los gritos y de nuevo nadie durmió.

Esto se repitió todas las noches, hasta que a finales de la primera semana los Cazadores comenzaron a discutir y pelear entre ellos. Un Cazador acuchilló a otro, y una desertó. La propia Virginia estaba desesperada: no había dormido y compraba que su grupo de élite se hundía en la anarquía. Durante la octava noche, cuando comenzaron de nuevo los gritos. corrió al sótano en un arrebato de furia y comenzó a derribar la barricada de la trampilla. Los Cazadores se reunieron a su alrededor, pero no estaban seguros de qué pensar. Todos querían entrar y ponerle fin a esa tortura, pero al ver a su líder, que solía ser el paradigma del control, arrancar la trampilla, se preguntaban si habría enloquecido.

Un Cazador dio un paso adelante y se atrevió a recordarle a Virginia que ella misma había ordenado que Saba fuera encerrada durante un mes y que sólo había pasado una semana. Virginia le dio un empujón al Cazador, diciendo que estaba dispuesta a arriesgar su vida y la de ellos para ponerle fin a ese tormento.

Virginia abrió la puerta de la trampilla y bajó al sótano con sus Cazadores agrupados detrás de ella.

El sótano estaba oscuro. Virgina usó su antorcha para arrojar luz en el suelo y abrirse paso entre los cajones, cajas, una silla vieja, botellas de vino y saco de papas. Una puerta conducía a otra habitación. Los gritos venían de allí. Virginia se abrió paso hasta la puerta y los Cazadores la siguieron.

El segundo cuarto parecía estar vacío. Pero en el rincón más lejano, apenas discernible, había un montoncito de harapos.

Virginia avanzó con un par de zancadas, hizo para atrás los harapos y vio que estaba el cuerpo de Saba. Se hallaba medio muerta, totalmente fuera de sí y todavía gritaba. Se había desgarrado el rostro, que era una masa de cicatrices. No podía hablar, como si se hubiera arrancado la propia lengua a mordidas. Pero todavía gritaba.

Virginia podría haberla matado ahí mismo, pero dijo que había que llevar a Saba al Consejo para que la interrogaran. Saba estaba apenas viva, pero era una Bruja Negra poderosa, así que Virginia dio órdenes de amarrarla antes de que la llevaran afuera.

Ya era plena noche, pero la luz de la luna hacía que pareciera casi de día. Mientras los Cazadores cargaban el cuerpo fuera de la casa, Saba comenzó a canturrear, y entonces comenzó a retorcerse. Virginia se dio cuenta demasiado tarde de que Saba recobraba la fuerza afuera, en el aire de la noche. Saba lanzó llamas de su boca, prendiéndole fuego a dos de los Cazadores que la cargaban. Cayó al suelo y usó sus llamas para quemar las ataduras. Virginia sacó su pistola y le disparó en el pecho, pero Saba tenía suficiente vida dentro de sí para agarrar a Virginia y prenderle fuego a ella también. Las dos estaban en llamas cuando el hijo de Virginia, Clay, le disparó a Saba en el cuello. Ella cayó, finalmente en silencio, sobre el césped de la casa.

Virginia murió a causa de sus quemaduras y Clay se convirtió en el líder de los Cazadores. Hoy en día sigue siendo su líder.

6.

Hay que reconocerlo, es una espantosa bruja del demonio, pero sí que trabaja. Lleva toda la noche y casi todo el día perfeccionado una nueva banda de ácido.

Me la pone ajustada.

—Ya te acostumbrarás.

Apenas puedes meter un dedo entre el collarín y tu cuello.

—Si quiere lo aflojo.

—La miras sin expresión.

—Sólo tienes que pedirlo.

No puedes ni escupirle, de tan apretada que está.

Estás en la cocina otra vez, sentado a la mesa. No ha habido ejercicios matutinos, no ha habido desayuno, pero tampoco podrías comer nada con esta cosa puesta. Es imposible que tenga la intención de dejarlo así en serio. Apenas puedes tragar, apenas respirar.

El zumbido de sanación ha desaparecido, como si lo hubieras agotado por completo. Tienes la mano hinchada y sólo ha sanado ligeramente. está palpitando. Puedes sentir el pulso en tu brazo y en tu cuello.

—Pareces cansado, Nathan.

Estás cansado.

—Te voy a limpiar la mano.

Remoja un trapo en un recipiente de agua y lo escurre. Retiras la mano, pero ella la toma y acaricia el trapo sobre tu muñeca. Está fresco. Se siente bien. Es bueno paliar un poco el ardor, aunque sólo sea un segundo. Desliza el trapo hacia abajo por el dorso de tu mano, le da la vuelta suavemente y limpia la palma. La suciedad no sale, pero el agua te refresca. Lo hace con mucho cuidado.

—¿Puedes mover los dedos?

Tus dedos se mueven un poco pero tu pulgar está insensible y no se mueve lo más mínimo debido a la hinchazón. No vas a hacer ningún esfuerzo para ella.

Enjuaga el trapo en el recipiente de agua, lo escurre y lo levanta.

—Te voy a limpiar la oreja. Tiene mucha sangre.

Llega hasta tu oreja y limpia alrededor; de nuevo lo hace lenta y suavemente.

No puedes escuchar con tu oído izquierdo, pero probablemente sólo sea la sangre seca lo que lo tiene bloqueado. También tu fosa nasal izquierda está tapada.

Vuelve a poner el trapo en el recipiente, y la sangre se mezcla con el agua. Escurre el trapo y estira la mano hacia tu rostro. Te echas hacia atrás.

—Sé que el collarín está apretado —alisa el trapo sobre tu frente—. Y sé que puedes soportarlo —está dando toquecitos delicados sobre tu mejilla con el trapo—. Eres duro, Nathan.

Te apartas ligeramente.

Coloca el trapo en el recipiente otra vez, y se mezclan el lodo, la sangre y el agua. Escurre el trapo y lo cuelga en el borde del recipiente.

—Si me lo pides lo aflojaré —estira la mano y te toca la mejilla con el dorso de sus dedos—. Quiero aflojarlo. Pero tienes que pedírmelo —vuelve a decirlo, tan suave y amablemente.

Retrocedes y el collarín te corta.

—Estás cansado, ¿verdad Nathan?

Sí, estás tan cansado de todo. Tan cansado que podrías llorar. Pero de ninguna manera vas a permitir que eso ocurra.

De ninguna manera.

Sólo quieres que pare.

—Lo único que tienes que hacer es pedirme que te lo afloje y lo haré.

No quieres llorar y no quieres pedirle nada. Pero quieres que pare.

—Pídemelo, Nathan.

Y el collarín está tan apretado, y estás tan cansado.

—Pídemelo.

Llevas meses sin apenas hablar. Tu voz está ronca, extraña. Y ella te limpia las lágrimas con las puntas de sus dedos.

librosde2

  1. El lado oscuro
  2. El lado salvaje
  3. El lado perdido
  4. El lado falso (relato corto)
  5. El lado real (relato corto)

sobre2

Sally Green vive al noroeste de Inglaterra. Ha tenido diversos trabajos –remunerados y no remunerados– e incluso ha desempeñado una profesión, pero finalmente ha podido disponer de   tiempo para escribir las historias con las que pensaba que sólo podía soñar. Le gusta leer y pasear por el campo. También le gustaría beber menos café. El lado oscuro es su primera novela y los derechos de traductor fueron vendidos a más de 45 idiomas antes de su publicación. Además, Fox 2000 está desarrollando el proyecto cinematográfico de la trilogía Una vida oculta.

calific


cuatro libros

 

 

noolvides

Anuncios