RESEÑA: Ser amigo mío es funesto. Correspondencia 1927-1938 de Joseph Roth y Stefan Zweig, 1999 (en papel)

ficha8

29513130_10211820857741329_1105601045937351745_nTítulo: Ser amigo mío es funesto. Correspondencia (1927-1938)
Editorial: Acantilado
Año: 1999
País: España
ISBN: 978-84-16011-36-0
Costo: 24.04 euros
Traductor(es):
Joan Fontcuberta y Eduardo Gil Bera
Págs. 432

sinopsis3

«Alemania está muerta. Para nosotros, está muerta … Ha sido un sueño. ¡Véalo de una vez, por favor!». De esta manera se dirige Joseph Roth a su gran amigo Stefan Zweig, con quien mantuvo una singular y reveladora correspondencia que les permitió compartir intereses literarios, afinidades intelectuales, consejos personales y confesiones sentimentales. Roth, perspicaz y obsesivo, supo ver desde el principio el destino que le esperaba con el ascenso del nacionalsocialismo y se exilió, mientras que Zweig intentó denodadamente—y en vano—transigir, hasta convencerse de que debía emigrar. Esta colección de cartas no es sólo la crónica de un tiempo turbulento en que se impuso la barbarie, sino sobre todo el testimonio del extraordinario compromiso de dos grandes escritores europeos del siglo pasado con la razón y los valores del humanismo.

yotelo3

“Un libro como el suyo puede darme una lección: la de no olvidar lo amargo que es este mundo. A pesar de todo, mi pesimismo político es inconmensurable. Creo en la inminente guerra del mismo modo que otros lo hacen en Dios. Pero precisamente porque creo en ella, vivo ahora más intensamente “ Carta de Stefan Zweig a Joseph Roth en “Ser amigo es funesto. Correspondencia (1927-1938)” de @acantilado1999. (s/p)

El título de este libro expresa la conflictiva amistad que tenían estos dos autores en un momento crucial de la historia europea. La mayoría de las cartas son de Roth que nos muestra a un autor con un alcoholismo destructivo, obsesionado con el dinero que gastaba en alcohol, en el tratamiento de su mujer esquizofrénica, en mujeres y en todo aquel que solicitara su ayuda. Frente a él encontramos al muy humano y bondadoso Zweig , que soportaba los mucho improperios que le escribía Roth, pero al que nunca dejó de ayudar enviándole dinero y consejos para alejarle del alcohol. Dos autores que compartían la tragedia de un mundo en una decadencia sobrevenida, en la cual Roth fue más clarividente muy al contrario de Zweig que esperaba que ese mundo tiránico que se vislumbraba tuviera una solución antes de caer al abismo.

Aunque se piense que la bondad que percibimos en Zweig soportó estoicamente la personalidad enfermiza de Roth , es este autor el que te atrapa en sus cartas y en las que la petición de dinero es el tema central pero su caótica vida nos arranca la conmiseración.

sobre3

Joseph Roth

Desde hace algunos meses, la brillante prosa de Cabrera Infante fortalece periódicamente nuestra revista. Ahora se ha extendido en plasmar el retrato del novelista austriaco Joseph Roth, autor del clásico La marcha Radetzky, que ocupa un lugar indiscutible en el canon moderno de las novelas de guerra.

No hay que confundir a Joseph Roth con el novelista Phillip Roth, ni con el escritor Henry Roth (también nacido en Austria-Hungría), ni con la estrella de cine Lillian Roth, que tuvo más de quince minutos de fama (de hecho fue una hora y media) con su biografía fílmica Lloraré mañana, en que Lillian se muestra más alcohólica que Joseph —si esto es posible. Roth tampoco es Grosz, el pintor de caricaturas de la sociedad alemana. Aunque hay una cierta verdad en la analogía negativa: Roth, el novelista, fue con su pluma (o con su máquina de escribir) un caricaturista de genio y una o dos frases le bastaban para revelar —o desvelar, en los dos sentidos de la palabra— a un personaje y no sólo su carácter, sino su entera biografía. (f: http://www.letraslibres.com/mexico/joseph-roth) 

Stefan Zweig

Stefan Zweig (Viena, 1881 – Petrópolis, Brasil, 1942) fue un escritor enormemente popular, tanto en su faceta de ensayista y biógrafo como en la de novelista. Su capacidad narrativa, la pericia y la delicadeza en la descripción de los sentimientos y la elegancia de su estilo lo convierten en un narrador fascinante, capaz de seducirnos desde las primeras líneas. En Acantilado se ha publicado la mayor parte de su obra narrativa y ensayística. (f: http://www.acantilado.es/persona/stefan-zweig/)

calificacion

4-stars

Anuncios

Reseña: La ilusión lírica (1984) de Miguel Espejo

La ilusión lírica
Miguel Espejo
Ed. Universidad Nacional Autónoma de México
Año de publicación: 1984
Lugar de publicación: Ciudad de México
Páginas: 180
Precio: Este libro me lo regalaron por lo que no sé su precio.
Colección: Poemas y ensayos
ISBN: 968-837-152-1

R E S E Ñ A

El libro de Miguel Espejo abarca gran cantidad de temas, sin embargo algunos de los más importantes son la poesía y la revolución, las propuestas que se tiene de ello no necesariamente corresponden a lo políticamente correcto y eso las hace objeto de atención por lo que lo lírico alcanza, aunque en esta edición se cita a Milan Kundera no se está hablando de esta obra, acepto mi confusión en la lectura ya que al rastrear de forma rápida el libro creí que se trataba de este anteriormente dicho.

Sin embargo, como Miguel Espejo mismo lo ha dicho, “este ensayo está consignado en la bibliografía de las Obras de Kundera, aparecidas en La Bibliothèque de la Pléiade de Gallimard, como el primero dedicado mundialmente al autor” (2018) por lo que evidentemente algunas referencias se obtendrán de él entre otros autores.

En este tipo de textos yo guardo algo de conflicto y disgusto ya que quién puede ser juez en decir que alguien puede o no ser poeta, se me hace algo soberbio y tonto, desde cierta perspectiva del autor, otra de las cosas con las que no estoy de acuerdo es aquella forma en la que se refiere a los homosexuales, en sus palabras “anormales, contranaturales, gérmenes”, en cuanto leí esto ya no tomé al libro con el mismo entusiasmo que antes y ya estamos en el siglo XXI como para tener que explicar el porqué de la postura y los posicionamientos.

Aunque el autor posee un sentido preciso y analítico al citar existen a la vez muchas cosas que deben ser cuestionadas por parte de nosotros, los que tenemos el libro y un círculo de expertos en la poesía, filosofía, etc. p.e. cuando habla de la poesía como ente histórico y con devenir (Hegel), y que va a resurgir en un futuro con mayor fuerza e iluminará (puede-postura judeocristiana) la Tierra para siempre y ya no habrá más dolor ni sufrimiento…

Asegura Miguel Espejo que la época brillante y única y de predominio de la poesía se encuentra en las civilizaciones antiguas y que lo que reina hoy en día es solamente caos, confusión y el luto no reconocido por todos nosotros de la muerte del arte, que sí regresará pero en un futuro cuando posiblemente esta generación esté muerta. Se me hace un tremendo disparate esto que plantea Miguel Espejo, lo que hace -quiera o no- es simplemente decir que ya hay un destino predestinado y hueco por demás para todos los seres humanos desde la poesía y no es así.

La vida contiene la poesía, cada ser humano puede alcanzar y no en su vida la poesía, dependerá claramente esto de las decisiones que llegué a tomar aquélla persona que ha nacido ahora (o no) en vida, poesía es el consuelo para los que estamos rotos o completos en la vida, la poesía no discrimina, es un acceso universal al cual podemos aspirar y cumplir junto a ella lo que nos hemos trazado como propósitos.

La poesía pues se coloca (o se ha colocado) en los extremos, la máxima felicidad (al cual sólo contadas personas sino es que casi ninguna… ha tocado) y el otro extremo es la tristeza máxima (que yo pienso haber sido tocado por este) que muchas más personas han alcanzado y allí la poesía, sobre el río que se ha llorado da la canoa de la esperanza, el consuelo y la renovación, posiblemente de lo único que concuerdo con Espejo es sobre aquella trascendencia y contenido místico de la poesía y que puede ser depositado en una persona.

El mejor antídoto para los recuerdos bochornosos lo constituye la huida hacia arriba. Los poetas líricos quieren reconocerse en todos los actos de su vida como seres excepcionales y sublimes, exudando siempre palabras, actos e ideas sin mácula, dignas de ser mantenidas por la memoria. Ser poeta es ser excepcional, único, no intercambiable con los bajos oficios que este mundo proporciona. “Poeta no es el que escribe versos, sino aquel que está llamado a escribirlos.” ¿Cómo renunciar a la gloria de los dioses? Cuando se posee un destino, uno no puede confundirse con los demás. […] Una vez que la poesía ha purificado a ese nuevo ser, revestido con la capa de lo sublime, el poeta podrá permitirse, de ahora en adelante las felonías más desagradables, pues ya nada lo mancillará. El poeta lírico ciertamente cree en su propia importancia, en la importancia de sus palabras y de sus ánimos, en la dimensión única de sus afectos. […] El poeta puede, por intermedio de la poesía, sublimar sus miserias, devolverle el brillo a todos sus actos, transformar el orden de las cosas, al igual que hizo Rimbaud con su desesperación. De esta forma intentamos apresar para la eternidad los efímeros sentimientos. (pp. 159-161)

También si quieres tener otro panorama de la poesía, otra forma de verle y de acercarse y por qué no de alejarse es recomendable también, sólo se necesita tener presente que es metafórico y que no todo hay que hacerlo como apropiación (material acaso) de la poesía y el campo de estudio sobre ella, ¡hasta la próxima!

F R A S E S

  1. El lirismo es una borrachera y el hombre se emborracha para confundirse más fácilmente con el mundo. #ilusionlirica #p170
  2. La experiencia del totalitarismo no se limita a la esfera política de la vida. El totalitarismo es una de las tendencias casi eternas del hombre. El estado totalitario no es entonces una perversión, algo inhumano y malo. El totalitarismo no es inhumano, sino que, para citar la fórmula de Nietzsche, humano, demasiado humano. #ilusionlirica #p136 
  3. Extrañamente, cuando Lévi-Strauss propone como método antropológico reducir al hombre a la categoría de hormiga, para hacerlo más inteligible, y discute acerca de ello con Sartre, ninguno de los dos recuerda ni por un instante que en La metamorfosis Kafka sugería lo siguiente: el hombre ya tiene la capacidad de verse a sí mismo como un insecto y de lograr que los demás también lo hagan. #ilusionlirica #pp133a134
  4. Kafka, con estos elementos, poseedor de una negra ironía, al mismo tiempo que de una infatigable capacidad de sufrimiento… #ilusionlirica #p128
  5. El mundo no le ofreció a Kafka mejores consuelos que los que le ofreció a Rimbaud. #ilusionlirica #p127
  6. Quizás no esté lejos el tiempo en que a un jugador de fútbol se lo distinga con un premio artístico por la calidad de sus pases o fintas. #ilusionlirica #p114
  7. Aquel que escribe libros es todo (un universo único para sí mismo y para los otros). […] Toda la especie humana podría con todo derecho descender a la calle y gritar: ¡Somos todos escritores!
    Pues cada uno sufre con la idea de desaparecer sin haber sido ni visto ni escuchado en un universo indiferente y desea, mientras todavía es tiempo, cambiarse a sí mismo en un universo de palabras.
    Y el día (que está próximo) en que todo hombre se despertará escritor, habrá llegado el tiempo de la sordera y de la incomprensión universal. #ilusionlirica#pp109a110
  8. La cuestión reviste especial importancia. ¿Por qué sacrificar una posibilidad en aras de un vacío?. “¿Para qué ser poeta en tiempos de penurias?”, se ha preguntado Hölderlin. #ilusionlirica #p41
  9. El hombre, desde su origen, ha necesitado creer en algunas ideas o mitos que vertebran su vida y lo protegieran de la inseguridad que nos da la conciencia de la muerte. ¿Cómo renunciar en consecuencia a una verdadera fe y a una verdadera luz? #ilusionlirica #p36
  10. Para la revolución todo, en contra de la revolución nada. #ilusionlirica #p33
  11. La discusión acerca de los orígenes del poema o del arte obliga a una seriedad extrema, que no puede ser sostenida en el curso de estas páginas. #ilusionlirica#p31
  12. Hölderlin, sin embargo, no llegó a volver efectiva esta posibilidad y en cambio se entregó sin retaceos a la locura. Como se sabe, la locura es la negación de la acción, la confirmación de nuestra impotencia para adaptarnos a esta realidad o transformarla, un rechazo lapidario, que no conoce normas, a los convencionalismos del mundo, a sus categorías y a sus viciadas estructuras o esquemas. #ilusionlirica #p28
  13. El niño recibirá, con la violencia de una marca de ganado, la experiencia completa de ese adulto, su vida afectiva íntegra: sus miedos y repulsiones, sus ternuras y sus dolores, sus inseguridades y sus deseos. #ilusionlirica #p22
  14. Pero esta conjunción de pureza sublime y de aterradora eficacia en la maquinaria represiva es “absolutamente moderna” como diría Rimbaud, y sobre la cual ya había llamado la atención Roger Stephane[6] al señalar la manipulación ideológica de la Primera Guerra Mundial. En la misma diatriba sobre la poesía, puesta en boca de un estudiante, se concluye “¡Juventud y poesía y revolución son lo mismo!” #ilusionlirica #pp18a19
  15. La ilusión lírica busca una identificación plena entre los actos y los sueños, o mejor aún, busca producir actos que estén a la altura y la medida de lo soñado. #ilusionlirica #p17
  16. En un momento, uno de los personajes de Malraux, en otra novela dice: “El hombre no es más que un miserable montón de secretos”. #ilusionlirica #p16
  17. Sartre: “Yo tuve veinte años. A nadie dejaré decir que es la mejor edad de la vida.” #ilusionlirica #p13
  18. De Rimbaud, por todo lo que el joven poeta ha significado para nuestro siglo, al ser uno de los fundadores de la poesía moderna, y atreverse a llevar en su seno el canto vibrante de la profecía, al mismo tiempo que lograba convertir su experiencia en uno de los símbolos más nítidos y extremos de una rebelión que podría parangonarse con el absoluto. Rimbaud no admitió concesiones en aquello que solicitaba para su poesía, en lo que expresaba y reflejaba al reconocer el abismo que comenzaba a abrirse entre la poesía y su influencia y gravitación en la vida. #ilusionlirica #p11
  19. La comedia humana -si es que algún objetivo definido y confeso debió tener- ha sido ofrecernos distintas variaciones de un mismo espectáculo. #ilusionlirica #p6

SOBRE EL AUTOR…

Miguel Espejo nació en Ledesma, Jujuy, en 1948. Es poeta, narrador y ensayista. Entre 1976 y 1983 residió primero en Canadá y luego en México. Allí publicó sus primeros libros de poesía: Fragmentos del Universo (1981) y Mundo (1983). Por La brújula rota (Córdoba, 1996) obtuvo el Premio Único a obra inédita de la Municipalidad de Buenos Aires y el Primer Premio Regional de Literatura. Es autor de las novelas El círculo interno (1990). Sus cuentos han sido reunidos en el volumen Dispersiones y algunos de ellos incluidos en diferentes antologías. Entre sus libros de ensayo se cuentan: El jadeo del infierno (México, 1983), La ilusión lírica (Buenos Aires y México, 1984) y Heidegger. El enigma de la técnica (México, 1988). Fue director de El Tribuno de Jujuy de 2000 a 2002. Una antología de sus obras fue publicada en la colección Musarisca bajo el título de Larvario. Además, prologó la antología de poemas de Leopoldo Marechal Largo día de cólera, de la misma colección. (http://revistareplicante.com/colaboradores/miguel-espejo/)

CALIFICACIÓN

Navidad-cal1

Reseña: Fausto (1832) de Johann Wolfgang von Goethe (especial vacaciones)

20292359_318659201928080_1278661666_n.jpgFausto
Johann Wolfgang von Goethe

Editorial: Grupo Editorial Tomo
ISBN: 970666513-7
País: México
Idioma: Español
Páginas: 293
Precio:

EL FAUSTO de Goethe conserva sólo algunos rasgos exteriores del famoso personaje del renacimiento, en cambio, su personalidad adquiere características nuevas, como la insatisfacción y la inquietud típica del hombre moderno, perturbado por una crisis de desconfianza en las aportaciones de la ciencia y de la razón.
La conciencia de Fausto no se detiene a valorar los medios más o menos lícitos con los cuales el hombre consigue alcanzar su libertad, haciendo valer los derechos de su existencia, al contrario, rebasa todo límite moral, va más allá del respeto humano y no se preocupa de los derechos ajenos. Funda una nueva ética: no abandonar jamás el anhelo vital hacia lo alto, ni siquiera en los peores momentos, porque las múltiples experiencias —positivas o negativas— son indispensables para poder progresar, y esto sin tener que renunciar a los goces terrenos en nombre de una problemática beatitud eterna.

“Un instinto poético siempre activo, siempre operante hacia el interior y el exterior, (…) constituye el punto central y la base de su existencia. Por cuanto esta fuerza es inagotable, debe expandirse hacia el exterior para no quedar sin un fin y objeto definidos, y (…) tiene que obrar fuera de sí misma como una contrafuerza.”

Goethe, descripción de sí mismo.

Yo te lo recomiendo porque…

Este libro de Johann Wolfgang von Goethe ya tiene tiempo que le he escuchado/me lo han recomendado… Y, debo confesar que le concebí como un tipo de literatura muy padre (divina) pero quedé “un tanto decepcionado”, como lo dice Wikipedia (s.f.) aquí es una obra trágica hecha -en mayor razón- para ser leída que para ser representada (al estilo de La celestina), la primer parte, Faust: der Tragödie erster Teil (que fue culminada en 1806) es excelsa, mientras que la segunda no tanto (subjetivo). Me parece que la obra tiene algo de autobiográfica, lo cual le da ese toque interesante para aproximarnos a von Goethe y a su obra.

Las dos partes -aunque más la primera- hablan de un hombre justo, sabio, necio, Fausto, hombre que, en una ocasión en su despacho (así como Edgar Allan Poe narra en El cuervo) invoca al diablo, quien se le aparece no es este, sino Mefistófeles (demonio mayor) aunque la cuestión es que sí se aparece algo, Fausto, en un primer plano “renuente, escéptico” pone a prueba a Mefistófeles para comprobar su identidad, el demonio por su parte con la mayor franqueza y expresión de sabiduría le contesta a todo lo que le pregunta y, a la vez le sugestiona sobre la falsabilidad de la ciencia y el arte, poco a poco va venciendo los razonamientos “cientificistas y estéticos” de Fausto, lo cual me recuerda a la siguiente frase:

Yo era un joven tonto, lleno de ridículas ideas sobre el mal y el bien. Lord Voldemort me demostró lo equivocado que estaba. No hay ni mal ni bien, sólo hay poder y personas demasiado débiles para buscarlo… Desde entonces le he servido fielmente, aunque muchas veces le he fallado. (ROWLING, Harry Potter y la cámara secreta, ed. Salamandra, p. 239)

Poco a poco Fausto se va convenciendo de un tipo de conocimiento que se le presenta frente a sí como verdad, es aquí cuando la historia cobra su tenor, tras las narraciones (que son varias) se va conociendo la historia del hombre (otro/que no es Dorian Gray) que vendió su alma al “diablo”, obra muy famosa que espero le puedan leer, ya como he dicho, me sentí decepcionado ante lo que leí pero es un libro que no voy a poder olvidar fácilmente, de hecho entra como en la temática que me gusta, los dejo, saludos. 

Frases

La mayoría de la información sobre su infancia y juventud surge de su autobiografía de seis volúmenes Aus meinem Leben: Dichtung und Warheit (1811-1822), traducida como Memorias de Goethe. (p. 6)

Dos años después, sufrió una gran impresión por el terremoto de Lisboa. El sismo, como lo contó en su obra autobiográfica Poesía y verdad, lo hizo preguntarse sobre la sabiduría y la clemencia de un dios que deja a merced de tal desastre al justo y al injusto por igual. (p. 7)

Después de esto vivió en un mundo de ideas y actividades intelectuales más que el mundo de los hechos. (p. 19)

Goethe, tan tolerante cuando se trataba de sus obras poéticas y recibía con agradecimiento cualquier objeción fundamentada, no podía sufrir la más ligera crítica a su teoría de los colores. Solía decir “No doy importancia alguna a todo lo que he producido como poeta. Han vivido conmigo excelentes poetas; antes de mí ha habido poetas más grandes aún, y detrás de mí los habrá también. Pero me enorgullezco de ser en mi siglo el único que conoce la verdad en la difícil ciencia del color, y eso me da un sentimiento de superioridad sobre muchos”. (p. 26)

Cabe preguntarse si el genial escritor fue un hombre feliz. Él mismo reconoce: “Mi vida ha sido el interminable danzar de un guijarro que una y otra vez quiso ser levantado”. (p. 28)

¿Podrá mi corazón, helado por la edad y las penas, sentir las ilusiones de otros tiempos? (p. 29)

Sólo el poeta es capaz de obrar tal milagro sobre multitud tan diversa. (pp. 31-32)

¿Por qué poder conmueve todos los corazones, por qué poder somete a los elementos? Por la armonía que inunda su ser y que le hace reconstruir el mundo en su alma. (p. 34)

… nada tenía y sin embargo, tenía bastante: el deseo de la verdad y la sed de ilusión. Devuélveme esas irresistibles tendencias, la profunda y embriagadora dicha del momento, la fuerza en el odio, aquel poder en el amor. ¡Ah! ¡Regrésame la juventud! (p. 35)

¡Aparécete de una vez, aunque con tu aparición tenga que entregar la vida! (p. 44)

¡Ay, Dios mío! El arte es largo y la vida corta. (p. 46)

Dicen que el que tenga al diablo no deje que escape, porque no volverá a tomarle tan pronto. (p. 69)

Y luego, cuando viene la noche me tiendo en el lecho poseído de la mayor inquietud por saber que me esperan en él, no el reposo, sino sueños espantosos. El espíritu que reside en mí puede agitar hondamente mi alma y disponer de toda mi fuerza; pero es al parecer impotente en el exterior; por esto me es la existencia insoportable, por lo que deseo la muerte y detesto la vida. (p. 71)

Si puedes seducirme hasta el extremo de que quede contento de mí mismo, si puedes adormecerme en el seno de los placeres, sea aquél para mí el último día y para ti el mayor éxito. (p. 74)

¿Ves en el cielo aquella lámpara eterna que aunque oscila en todo momento es cada vez más densa la oscuridad que le rodea? Pues de esa manera reina siempre la noche en mi alma. (p. 135)

UN IDEALISTA.- La imaginación empieza a molestar la inteligencia. Si lo soy todo, debo también ser estúpido. (p. 155)

Piensa en que cuando la época en que las olas humanas inundaban el país, el pueblo, en su espanto, ocultó debajo del suelo sus más preciosos tesoros. Lo mismo sucedía en los tiempos de la poderosa Roma. Todos esos inmensos tesoros están ocultos en el interior de la tierra y como la tierra es del emperador a él le pertenece la riqueza. (p. 173)

¿Qué feliz fortuna es la que te trae aquí sin transición de las Mil y una noches? Si te pareces en la abundancia a Scherezada te prometo mi más grande favor. (p. 176)

Es preciso que se dedique a ello con entrega porque cualquiera que busque los tesoros y la belleza, debe apelar al auxilio de la magia de los sabios. (p. 185)

Siempre que se dice a los jóvenes la verdad pura, se indispone con ellos; después, transcurridos los años, cuando la han aprendido con dureza a su costo, creen haberla inventado y deciden que el maestro era un estúpido. (p. 196)

Pasados los 30 años, más valdría morir. (p. 197)

¡Hombre único en tu orgullo! Cuál sería tu desilusión si pudieras hacerte esta sencilla pregunta: ¿Quién puede tener una idea, sabia o necia, que no se haya concebido ya? (p. 198)

Salgamos de aquí. ¿Ves algo aquí abajo? ¿Si será Hermes que nos precede? ¿Ves el brillo de su cetro de oro, que nos ordena entrar en el seno de Hades, morada sombría, donde se encuentran fantasmas sin cuerpo siempre llena y siempre vacía? (p. 218)

… si no puedo dar talento, al menos he de presentar su traje o apariencia. (p. 234)

Quiero dominarlo todo y poseerlo todo. La acción es el gran medio; la gloria no es nada por sí sola. (p. 239)

.. sólo es digno de la libertad y de la vida aquel que sabe conquistarse cada día una y otra… (p. 269)

¡Acabó! ¡Estúpida palabra! ¿Por qué acabó? ¿No equivale eso a decir que se redujo a nada? ¿Qué significa la eterna creación si todo lo creado ha de desaparecer para siempre? El mundo, al dejar de existir, será como si no hubiera existido y, sin embargo, le vemos agitarse sin cesar como si realmente fuera algo. En verdad, prefiero mi eterno vacío. (pp. 269-270)

Con tal de que brilles exteriormente, todo irá de maravilla; el joven que no tenga sus dosis de vanidad, vale más que se ahogue. (p. 283)

Sobre el escritor

Johann Wolfgang von Goethe fue un escritor, científico, filósofo y político alemán que nació en Frankfurt el 28 de agosto de 1749 y que falleció en Weimar el 22 de marzo de 1832. 

Wolfgang.jpgEducado en casa por su padre, un consejero y abogado retirado, con 16 años se trasladó a Leipzig para estudiar en la universidad, donde escribió sus primeros poemas. Aficionado también al arte, dibujó a lo largo de toda su vida, además de interesarse activamente por todos los campos del saber, desde la política hasta la biología o la historia. 

Posteriormente, en la Universidad de Estrasburgo conoció a Herder, quien lo introdujo a las obras de Shakespeare y a quien ayudó después a crear el Sturm und Drang, el movimiento romántico alemán. En 1775 comenzó a trabajar en la corte ducal de Carlos Augusto von Hardenberg en Weimar, donde permaneció gran parte de su vida, desarrollando una brillante carrera política que finalmente abandonó para dedicarse a viajar y a escribir. (lecturalia.com

Calificación

2.2 de 5