Reseña: Seda (1996) de Alessandro Baricco

seda-libro.pngSeda
Alessandro Baricco

Editorial: Grupo Editorial Norma 
ISBN: 

País: México
Idioma: Español

Páginas: 67

Ésta no es una novela. Ni siquiera es un cuento. Ésta es una historia. Empieza con un hombre que atraviesa el mundo, y acaba con un lago que permanece inmóvil, en una jornada de viento. El hombre se llama Hervé Joncour. El lago, no se sabe. Se podría decir que es una historia de amor. Pero si solamente fuera eso, no habría valido la pena contarla. En ella están entremezclados deseos, y dolores, que se sabe muy bien lo que son, pero que no tienen un nombre exacto que los designe. Y, en todo caso, ese nombre no es amor. (Esto es algo muy antiguo. Cuando no se tiene un nombre para decir las cosas, entonces se utilizan historias. Así funciona. Desde hace siglos).

Todas las historias tienen una música propia. Esta tiene una música blanca. Es importante decirlo porque la música blanca es una música extraña, a veces te desconcierta: se ejecuta suavemente y se baila lentamente. Cuando la ejecutan bien es como oír el silencio y a los que la bailan estupendamente se les mira y parecen inmóviles. La música blanca es algo rematadamente difícil. No hay mucho más que añadir. Quizá lo mejor sea aclarar que se trata de una historia decimonónica: lo justo para que nadie se espere aviones, lavadoras o psicoanalistas. No los hay. Quizá en otra ocasión.

Yo no te lo recomiendo porque…

En lo particular no me parecio un texto especialmente interesante, posiblemente con relación a una tradición poética podría decir que se vuelve un objeto de estudio, y a pesar de ello quiero mencionar que no soy un lector de poesía. Algo con lo cual compartiría es en el sentido máximo del romance, de aquella vivacidad,

En el cuarto sin luz sintió la belleza de su cuerpo y conoció sus manos y su boca. La amó durante horas, con gestos que no había hecho nunca, dejándose enseñar una lentitud que no conocía. En la oscuridad era fácil amarla sin amarla a ella… (p. 36)

Dando pues paso a esto que a mi parecer sí es especial e interesante, recordé Aura (1962) de Carlos Fuentes, aquella unión entre una realidad (sin ánimo de meterme en el realismo mágico) con un conjunto de elementos que conforman la trama, trama misma que parece pertenecer a la literatura infantil pero que a la vez nos transporta de manera sublime a hechos como encontrar huevos de gusanos de seda.

Frases

La ciencia se mostraba incapaz de comprender las causas de las epidemias, y todo el mundo, hasta en las regiones más lejanas, parecía prisionero del aquel sortilegio sin explicación. (p. 6)

Se equivoca. Es la prueba de que usted es un pendejo. (p. 7)

Iba lloviendo su vida frente a sus ojos, sereno espectáculo. (p. 19)

Tal vez la vida, a veces, te cambia de una forma que no hay nada más que decir. (p. 40)

Debo comunicarle una cosa muy importante, monsieur, todos damos asco. Somos todos maravillosos, y todos damos asco. (p. 41)

Los cabellos negros, brillantes; el rostro oriental, perfecto. (p. 58)

Sobre el escritor…

Alessandro.jpgAlessandro Baricco (Turín, 1958), además de numerosos ensayos y artículos, es autor de las novelas Tierras de cristal (Premio Selezione Campiello y Prix Médicis Étranger), Océano mar (Premio Viareggio), Seda, City, Sin sangre, Esta historia, Emaús, Mr Gwyn, así como Tres veces al amanecer, publicadas en Anagrama, al igual que la majestuosa reescritura de Homero, Ilíada, el monólogo teatral Novecento, los ensayos de Next. Sobre la globalización y el mundo que viene y Los bárbaros. Ensayo sobre la mutación. (anagrama-ed.es.)

Calificación

1 de 5

Anuncios