Reseña: Viaje a la Habana (1990) Reinaldo Arenas

ficha6

6365543221b57bc6b1ee0bfcf8472594Autor: Reinaldo Arenas
Editorial: Fin de Siglo
Páginas: 181
Género: Literatura Homoerótica
ISBN: 970-05-0224-4
Encuadernación: Tapa blanda
Saga:
Precio:

Con esta reseña, damos por terminado el especial de reseñas LGTB en el blog. Disfruten la reseña y dejen sus comentarios. Es muy probable que este fin de semana no haga reseña, puesto que estoy publicando hoy una.

Los invito a que se den una vuelta por mi página en Facebook: En gustos se rompen géneros: Literatura sin Límites.

Y mi cuenta en Twitter: @Literatura_SL

SInopsis2

En Viaje a la Habana Reinaldo Arenas estructura su historia en tres recorridos por una extraña y terrible ciudad. Encontramos en ella una serie de señales, circunstancias y símbolos (desde la serpiente hasta la peregrinación que, mediante la tragedia y la burla, enlazan a los personajes, compelidos –a pesar de ellos mismos– a realizar un insólito viaje en el que encuentran su identidad, su doble o su destrucción. Llena de irreverencias, temas contradictorios, mitos y personajes contemporáneos, la novela exhibe una mezcla de tendencias narrativas: el relato de aventuras, de policiaco, el testimonio político, el cuento gótico y la trama de terror.

yotelo2

Este libro es una joya. Es una novela dividida en tres relatos diferentes entre sí (Que trine Eva, Mona, Viaje a la Habana) lo que tienen en común es ‘el viaje’. Los personajes principales de cada relato, hacen un viaje interior, transformándose y aceptándose a sí mismos, buscando algo para darle sentido a su existencia, aunque también, literalmente, hacen un viaje.

De los tres relatos, el que más me gusta y del que voy a reseñar es el tercero: Viaje a la Habana. Es un relato corto, pero bastante profundo, crudo y con una gran critica al gobierno cubano. Narrada en tercera persona; nos cuenta la historia de Ismael, un hombre cubano que vive en Estados Unidos solo, en un pequeño departamento. Un día recibe la carta de una mujer, Elvia, a grandes rasgos, cuenta lo mucho que lo extraña ella y su hijo y desea verlo pronto; no hay ningún problema si él regresa puesto que el gobierno cubano por fin permite que cubanos, que viven fuera de la isla, puedan regresar a visitar a su familia sin correr ningún tipo de peligro, además todo el mundo ha olvidado el incidente: ya nadie lo recuerda.

Es ahí cuando Ismael, decide regresar a Cuba, su tierra natal, el lugar dónde una vez, pudo ser feliz. No obstante, no quiere regresar con las manos vacías, quiere regresar dando la imagen de éxito, por tanto, compra un montón de ropa y accesorios para su hijo, el cual no le importa nada. Al regresar, nota que Cuba es diferente, la isla ha sufrido una transformación enorme y sus miedos, que nunca se fueron, toman fuerza.

No hace falta decir que Ismael, es un personaje homosexual y para ocultar su orientación sexual, hizo lo que se esperaba de un hombre normal: consiguió un buen trabajo. tuvo novia, se casó y tuvo un hijo; se dedicó a trabajar sin descanso y a ojos de los demás, era un hombre heterosexual feliz. ¿Por qué fingió ser algo que no es? Es muy simple: en Cuba los homosexuales no son aceptados. Si atrapaban a un hombre homosexual iba a la cárcel y perdía todo, absolutamente TODO, como fue su caso. Ismael a pesar de ser homosexual, sólo estuvo una vez con un hombre, esa vez, pago muy caro; y aunque ahora vive en otro país, vive ocultando su preferencia sexual, sólo cuando regresa a Cuba, se permite vivir esa experiencia una vez más antes de regresar a Estados Unidos y continuar su vida.

Cabe mencionar que Reinaldo Arenas, suele escribir cosas autobiográficas en sus novelas haciendo uso de la hipérbole (figura retórica que se usa, en la literatura, para aumentar o disminuir de forma exagerada lo que se dice). Con la hipérbole hace esa crítica al gobierno cubano. Por si no saben, Reinaldo fue un paria del gobierno castrista, reunía tres características imperdonables: ser escritor, homosexual y disidente (persona que se separa del partido, religión o gobierno por no estar de acuerdo a su creencia, sistema, etc.)

En cuba, si no escribías novelas que se adaptaran a la ideología del buen cubano, apoyando al gobierno de Castro, eras perseguido; si eras homosexual no era un buen cubano ejemplar; y ser disidente… bueno, eso está claro. Arenas que escribía historias contra el gobierno de Castro, con protagonista homosexuales: era lógico que él saliera de Cuba ilegalmente. Cualquier libro de él habla sobre la situación que vivían los cubanos homosexuales, o hace una crítica aplastante al gobierno de Castro.

¿Me gustó la novela? ¡Sí! Hay una parte que me dejo en shock total, pero analizando bien, no me pareció incestuosa, sólo un acto en sí, disfrutar del momento y seguir.

¿La recomiendo? Sólo a personas mayores de edad, porque sí, esta lectura no es apta para todo el mundo por muchas razones: hay escenas sexuales, si bien no explicitas, las hay. Hay un critica al gobierno de Castro en muchos aspectos: social, político, religioso, económico.

extractos2

1.

 Santa Fe, La Habana, noviembre 3 de 1994.

Querido Ismael:

Aunque ya hace mucho tiempo que no tengo noticias tuyas, y lo más probable es que nunca recibas esta carta, te escribo para decirte que nuestro hijo, Ismaelito, ya cumplió veintitrés años y que cada rato pregunta por ti. Y yo también me pregunto qué haces, cómo vives, si todavía te acuerdas de nosotros, de mí. Tú sabes, tienes que saberlo, cómo está esto por acá. Ahora muchos cubanos de allá vienen de otra vez de visita. No te pido que lo hagas, pero si te decides, sabes que aquí puedes quedarte todo el tiempo que quieras. Creo que para un hijo es siempre necesario ver a su padre aunque sea una sola vez en su vida. Y yo también quisiera verte. Yo no he vuelto a casarme, pero no te asustes, nunca lo volveré a hacer. Ven como un amigo. Aquí ya nadie se acuerda de ti, salvo, desde luego, tu hijo y yo.  Elvia. P.D. Por si te decides a venir (sé que te decidirás), Ismaelito ha hecho una lista de cosas que quiero que le traigas si puedes. Ya tú sabes, a su edad todo joven quisiera tener un par de zapatos y alguna ropa de salir. Por si no lo recuerdas, ayer hizo quince años que te fuiste. (Página 115-116)

2.

Aquello fue un verdadero escándalo en todo el pueblo de Santa Fe. Que lo hubiera hecho otro, un pájaro común, un maricón reconocido, alguien que es tuviera definido, pero Ismael, él que era incluso jefe de los círculos de estudio del C.D.R., un hombre que parecía serio, tan moral, que parecía tan hombre, y con un niño, como un muchacho de buena familia y que tenía, según él mismo confesó, sólo diecisiete años –uno menos que los que Ismael recordaba haberle oído decir cuando se conocieron–. Hasta las locas comunes, aquellas que pagaban el precio de su autenticidad, aprovecharon la oportunidad para desquitarse y levantar un poco su imagen de ellos, incapaces, según confesaban, de violar (pues ya se hablaba de violación) a un menor de edad. (Página 122)

3.

El 23 de diciembre de 1994 (¿pero quién recuerda un hecho tan insignificante y remoto?) llegó Ismael a La Habana. Como todo cubano residente en los Estados Unidos que quisiera visitar su país, tuvo que entregar su pasaporte norteamericano, acogiéndose, con eventual documentación cubana, a las leyes imperantes en la isla. Después de esas formalidades, Ismael pensó que podría dirigirse directamente a casa de Elvia. Pero, según las reglas de turismo cubano –le explicó en tono más bien militar el guía que lo atendía–, Ismael debía primero, junto con el resto de los visitantes, pasar por el hotel que se le había designado y permanecer allí por lo menos una noche –aunque obligatoriamente debía pagar la semana completa que iba a permanecer en el país–; al otro día podría visitar a sus familiares. Por otra parte, la escasez de transporte hacía prácticamente imposible que Ismael se dirigiera directamente a su destino. La Empresa, así se expresaba el guía, sólo podía llevarlos hasta el hotel. (Página 139-140)

4.

Por un rato, Ismael lloró casi serenamente, podría decirse que hasta despreocupadamente, olvidándose de lo que lo rodeaba y del sitio donde estaba. Así estuvo hasta que sintió que alguien lo observaba. Al quitarse las manos del rostro y levantar la vista vio una alta sombra a su lado. Al principio, en la oscuridad, Ismael no pudo comprender que se trataba de alguien envuelto en una capa. Inmediatamente, Ismael se puso de pie, disculpándose. A esta hora de la noche es peligroso andar en la costa, dijo la figura. Fue entonces cuando Ismael vio al joven, vestido de verde olivo y envuelto en una capa del mismo color. Evidentemente, pensó, se trata de algún guardacostas, o alguien que hacía una función parecida, aunque por lo menos, a simple vista, no portaba arma. Soy un turista, dijo Ismael, y no conozco bien las leyes de este país. De todos modos, traigo conmigo las identificaciones. No se moleste, dijo el joven, si es un turista no se le puede acusar de que intentara irse del país. Ismael miró al joven y creyó ver en su rostro una expresión de burla. Los dos hombres comenzaron a abandonar la costa. Mi familia, mi mujer y mi hijo, son de por aquí, siguió explicándole Ismael, viven en Santa Fe. Yo llegué hoy de Nueva York con mi permiso de una semana. A ellos no les anuncié el día exacto en que iba a llegar, aunque les puse un telegrama diciéndoles que venía. Quiero darles la sorpresa… Pero, según las reglas de inmigración debe usted quedarse por lo menos una noche en el hotel antes de visitar la familia, le contestó el joven. (Página 146)

sobre2

Reinadlo Arenas nació el 16 de julio de 1943, en Cuba y se suicidó el 7 de diciembre de 1990, en Nueva York, Estado Unidos. Fue novelista, dramaturgo y poeta. Su primera novela, Celestino antes del alba, fue la primera y última novela publicada en Cuba; el resto de sus obras, fueron publicadas fuera del país, sacadas de contrabando con ayuda de amigos extranjeros. Fuera de Cuba, Arenas tenía fama, pero dentro de su país era nadie, sólo era un paria que tenía que esconderse del gobierno de Fidel Castro por ser escritor, homosexual y disidente. Su vida fue dura, una constante lucha contra todo, de vivir cada día al máximo. Como el gobierno lo tenía fichado, él no podía salir de Cuba, así qué falsifico su pasaporte cambiando una letra de su apellido, para cuando se dieron cuenta, Arenas viajaba en barco rumbo a la libertad.

Sus últimos años fueron los peores; cuando por fin vivía en Estados Unidos, era la sensación, pero cuando, en un urinario público nadie le hizo caso, se dio cuenta que ya no era joven y no merecía la pena seguir viviendo, además hay que sumarle el hecho que fue diagnosticado con SIDA en 1987. No quería morir con dolor, con ese terrible dolor que ya estaba experimentado, pero tampoco quería dejar inconclusa su pentalogía. Así que sus últimos años, entre dolores e internarse en el hospital en varias ocasiones, terminó de escribir sus obras, incluyendo su obra autobiografía Antes de que anochezca. Como mencione al inicio de esta sección, se suicidó, prefirió quitarse la vida antes que la enfermedad lo matará. Como dato curioso, no fue la primera vez que lo intento; si mal no recuerdo, lo intento en tres ocasiones anteriores, una de ellas fue estando en Cuba, cuando lo atraparon y lo llevaron a un campo de “rehabilitación” para su enfermedad (homosexualidad) y reformarlo ante la sociedad.

Recomiendo que lean sus obras, hoy en día no todas son fáciles de conseguir, pero seguro pueden encontrar en las librerías como Gandhi, El Sótano o en línea como Amazon.com su libro autobiográfico: Antes de que anochezca; El Portero y posiblemente Celestino antes del alba y El Mundo Alucinante. Necesitan buscar en librerías de segunda mano, en ferias del libro para conseguir el resto de las obras. Reinaldo marca un antes y un después en la literatura cubana homosexual.

calific

cinco libros

 

 

noolvides

Anuncios

Reseña: El Vampiro de la colonia Roma (1979) de Luis Zapata

ficha6

81qsDsr79uLAutor: Luis Zapata
Editorial: DEBOLSILLO
Páginas: 185
Género: Literatura LGTB
ISBN: 9786073107426
Encuadernación: Tapa blanda
Saga:
Precio: $169.00

Continuamos con el especial de reseñas LGTB, disfruten la lectura y comenten. ¡EMPEZAMOS!

SInopsis2

La hipotética presencia de una grabadora, de un interlocutor (o de un <<lector>>), sirve de pauta para un largo monólogo a través del cual desfilan momentos de una vida en los bajos fondos y submundos de la ciudad de México. La adolescencia prematura, la presión, la enfermedad y el hastío son las etapas, vistas retrospectivamente, de la vida de este vampiro urbano.

Con esta novela, publicada por primera vez en 1979, Luis Zapata no sólo creó entre nosotros una nueva forma de contar una historia, sino que volvió visible y le dio voz pública al mundo gay, abriéndole camino así a una corriente con un espacio por derecho propio.

yotelo2

Si hay algo que caracteriza a esta novela es su peculiaridad. Luis Zapata nos cuenta la historia de un personaje homosexual, de nombre Adonis, que le gusta su trabajo: talonear, es decir, la prostitución. Con estas simple palabras, nos damos cuenta que es una lectura fuerte, pero al mismo tiempo llena de humor desde el inicio al final. Es un libro ligero y fácil de leer.

¿Por qué tiene humor si trata de un tema fuerte? Que se dedicará a prostituirse no fue por verse obligado ni nada malo, sino porque de ese modo podía disfrutar de una cosa y obtener ganancia al mismo tiempo: sexo con otros hombres + dinero. Deleitarse cada día con diferentes cuerpos, relacionarse con otros de diferentes formas, como amigo, compañero de trabajo, incluso, tener más de una relación sentimental, aunque no acabara bien en cada una, es algo que disfruto y que aprendió algo de ello.

Su infancia no fue fácil, paso por dificultades entre su familia, pero a pesar de todo eso, el protagonista conserva un humor, una ingenuidad que es tan grande que, al momento de leer, no sientes esa opresión en el pecho, esas ganas de llorar, sino al contrario: te ríes de cada experiencia que cuenta, un ejemplo sería cuando relata sobre las enfermedades que ha sufrido por talonear, pero de una forma tan cómica porque su forma de ver la vida es tan simple.

La historia está narrada en primera persona. En esta ocasión, me gustó este tipo de narración en la novela, fue muy bien construida. Antes mencione que era peculiar esta novela ¿la razón? El lector juega un importante papel en la lectura: somos los entrevistadores y, Adonis, es el entrevistado. Esto es porque los capítulos tienen por título: “cinta 1”, “cinta 2” y así sucesivamente. Esto hace alusión a que el libro, de inicio a fin, es una entrevista.

Para reforzar esta idea, hay una ausencia de signos de puntuación (coma, punto y coma, punto y seguido, punto y aparte, el guion largo cuando el personaje habla, etc.) Además, hay un uso de las faltas de ortográficas (pus, pst, ora, etc.,) las letras mayúsculas brillan por su ausencia en los nombres propios de los personajes, de lugares o de la letra capital al inicio de cada párrafo. No obstante, esto no afecta al ritmo y comprensión de la lectura, ya que donde debían ir los signos de puntuación hay un espacio largo (por ejemplo: cada mañana       a las nueve en punto     visitaba a su hermana en el hospital       después iba a su trabajo hasta el otro lado de la ciudad). Por cierto, este ejemplo no es de la obra, es algo de mi invención.

¿Me gustó? Bastante, en esta ocasión no tengo ni una queja.

¿La recomiendo? Por supuesto que sí, pero no a todo el público: mínimo a mayores de quince años, aunque lo que ideal sería a mayores de edad… Hay que tomar en cuenta que no es una historia de amor que termina con un final feliz, es la vida de Adonis lo que se cuenta, el final es abierto, es decir, su vida aún continua y lo que le depara no lo sabemos. Si quieres leer una historia de romance, lee “La guía del caballero para el vicio y la virtud” de Mackenzi Lee. Sólo si quieres leer una novela LGTB diferente a lo que usualmente has leído, esta puede ser una buena opción.

Sumando todo esto, aparte nos muestra una ciudad diferente, la Ciudad de México la vemos con otros ojos, conozcas o no la capital, la novela nos da un panorama diferente, una ciudad picara, una ciudad diferente de día y diferente de noche, una ciudad donde se desdibuja en ocasiones y se transforma.

extractos2

1.

¡puta madre! ¿contarte mi vida? y ¿para qué? ¿a quién le puede interesar? además yo tengo muy mala memoria estoy seguro de que se me olvidarían un chingo de detalles importantes o bueno no importantes porque en realidad no creo que me haya pasado nunca algo deberás importante como a todas las gentes que les pasan cosas que de repente cambian sus vidas que sacan la lotería o se casan o les llega una herencia o desde niños tocan el piano y de grandes van a ser grandes pianistas yo creo que a mí no me tocó destino o si me tocó se me perdió en el camino y es que toda mi vida me la he pasado aquí en la ciudad ¿no? en las calles con mis amigos de vago si tú quieres trabajando a veces taloneando casi siempre en fin viendo cómo le hacía para subsistir ni siquiera tuve una infancia feliz digamos para recordar cuando esté ruco es más ni siquiera tuve infancia”

2.

[…] estaba yo muy mal estaba yo de atar pensaba también que se me iba a caer el pito pensaba que tenía gangrena en el pito y que un día se me iba a caer je sin que me diera cuenta haz de cuenta que un día me iba suceder que así caminando por la calle el pito se me iba a caer y entonces iba a pasar un señor y me iba a decir ‘joven pst se le cayó su pito? je como si fuera un pañuelo ¿no? o que iba yo a estar en una cola para entrar a un cine o para tomar un delfín ¿ya había delfines en esa época? no me acuerdo y entonces haciendo la cola me iba a decir alguien así no con palabras sino con la mirada me iba a señalar mi pito ahí tirado en el suelo como cuando se te cae un billete un billete se lo guardan ¿verdad? como cuando se te cae una credencial o algo que nomás te sirve a ti y entonces te hacen una seña con la mirada o con el dedo para decirte que se te cayó algo pues así me iba a pasar con mi pito ¿no? o me iban a decir ‘oiga joven esa verga que está ahí tirada ¿no es la suya?’ y yo iba a decir ‘sí gracias’ y la iba a recoger y me la volvía a poner je claro que exagero ahorita que te lo estoy platicando me da risa ¡cómo se me iba a caer el pito! ¿no? mi instrumento de trabajo ¿verdad? ahora pienso que en realidad lo que pasaba era que bueno yo pensaba que se me iba a caer el pito porque ya estaba como harto de esa onda ¿no? como que era un pretexto para no seguir trabajando.

3.

¿No te he platicado de los agujeritos del sanborns? ¿de qué había un agujerito entre taza y taza que servía para que vieras a tu vecino y ahí te lo ligaras? bueno pues en aquella época hará unos tres o cuatro años había en el sanborns del ángel en cada uno de los entre taza y taza ya ves que hay una división con tablas entons habían hecho así un agujerito como de este tamaño mira como del tamaño de un cinco para poder ver lo que pasaba al otro lado entonces uno entraba dizque a entrar al baño y se sentaba así cómodamente y empezaba a ver por el agujerito veías por un lado y ahí estaba un mono ahí y si no te gustaba pus le tapabas y volteabas para el otro lado a ver quién te había tocado y era divertidísimo porque veías a un chorro de cuates buenos aunque había unos que eran re penosos y no volteaban para nada pero otros sí.

sobre2

Luis Zapata nació el 27 de abril de 1951 en Chilpancingo, estado de Guerrero, en México. En 1980 obtuvo el título de Licenciado en Letras Modernas (francesas) de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México). Más tarde se especializó en literatura francesa medieval. Ha escrito novelas, cuentos, libros de crónicas, una autobiografía; ha incursionado como guionista y director de teatro y cine; también ha traducido al español varios textos clásicos. Es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte (SNCA). En 2007 obtuvo el Premio al Mérito Gay otorgado por empresarios y organizaciones civiles del colectivo mexicano Lésbico Gay Transgénero Bisexual (LGTB) a personas que se han distinguido por defender los derechos de la población de la diversidad sexual.

calific

cinco libros

noolvides

Reseña: La guía del caballero para el vicio y la virtud (2017) de Mackenzi Lee

ficha6

guide

Autor: Mackenzi Lee
Editorial: V&R Editoras
Páginas: 448
Género: Juvenil, LGTB
ISBN: 978-987-747-321-6
Encuadernación: Tapa blanda
Saga:
Precio: $298.00

 

SInopsis2

A Henry “Monty” Montague no le importa estar lejos del caballero que debería ser. Pero su padre, en un último intento para corregirlo, lo embarca en el Gran Tour por Europa, en espera de que a su regreso se haga cargo del negocio familiar. En ese viaje lo acompañarán Percy, su amigo de toda la vida (y su amor secreto -e imposible-), y Felicity, su hermana.

Frente a este triste escenario, Monty se promete que se periplo será un frenesí hedonista y que coqueteará con Percy de París a Roma. Pero pronto, sus desafortunadas decisiones harán que esta aventura se convierta en una verdadera cacería que lo pondrá a prueba, le develará a una Felicity impensada y terminará provocando que se cuestione todo lo que conoce, incluso su relación con el chico que adora

yotelo2

Un libro de época escrito en nuestros días con un toque de humor, tocando temas que no solían contar en libros clásicos.

Mackenzi Lee nos trae esta historia tan divertida, llena de aventuras, viajes por Europa, giros inesperados. Escrito en primera persona, me abstengo de decir algo con esto, porque si han leído reseñas mías, sabrán lo que opino respecto a esto.

Monty, nuestro protagonista, es el hijo mayor de una familia respetada y poderosa, acostumbrado a los lujos y ser guapo, podría decirse que su vida es perfecta, pero lo cierto es que eso está muy lejos de ser verdad. Monty no es bueno en los estudios, pero es todo un experto en seducir a jóvenes, mujeres y hombres, a apostar dinero y perder la conciencia con tanto alcohol ingerido. Expulsado de la escuela, tiene más tiempo para vivir una vida de vicios a tope… o eso quería.

En realidad, su padre esta fastidiado de que su hijo le haga pasar vergüenza tras vergüenza y considera que ya es momento que su hijo siente cabeza, se haga cargo del negocio familiar y se case. Por ello, decide darle un ultimátum: después del Gran Tour durante un año por Europa, Monty deberá comportarse de forma correcta; de no hacerlo, quedará fuera de la herencia.

Percy irá de viaje con Percy, su mejor amigo y amor secreto, su hermana Felicity y su odioso cicerone. Pero pronto lo que Monty imagino que sería un viaje lleno de fiestas, apuestas y coquetear con su amigo se transforma en un viaje para visitar museos, fiestas aburridas con gente mayor, cero alcohol y por supuesto, nada de coqueteos. Y eso fastidia a Monty, tanto que no tarda en meterse en problemas y arrastrar a los demás con él.

Su viaje se ve interrumpido y pronto se encuentra escapando con Percy y Felicity, no tarda en descubrir que su hermana, lejos de ser tonta y pasar el día entero leyendo novelas de amor, es una mujer muy diferente, fuerte, inteligente y con deseos de estudiar. Mientras descubre al mismo tiempo un secreto de su amigo Percy y todo su mundo se vuelve patas arriba.

Desorientado, sin dinero, sin saber que hacer o como solucionar sus problemas, se encuentra indefenso y por primera vez, se da cuenta que es un inútil por completo, pero debe aprender rápido de sus errores si quiere regresar a su casa con Percy y Felicity.

Y esto no es todo. La autora aborda temas serios, pero de una forma ligera: con humor, pero sin que eso quite la importancia o la dificultad con que esos temas eran vistos por la sociedad. Por ejemplo, Percy es hijo de alguien de buena cuna, pero su piel es oscura. Esto es porque su padre, en un viaje a Africa, tuvo un amorío con alguien: el resultado fue Percy. Aunque su padre se hizo cargo de él y lo reconoció, eso no impide que el resto de la sociedad lo tratase bien. Constantemente es despreciado por su tono de piel; no toda la gente le sirve porque consideran a la gente de piel oscura como esclavos.

Felicity por otro lado es una mujer, por lógica, se espera que ella vaya a la escuela para señoritas y reciba la educación para ser una buena esposa. La mujer no tiene derecho a estudiar y menos a trabajar.

La autora aborda temas sociales con conocimiento previo a ello, no escribe porque sí, lo transforma y crea una historia fácil de leer, divertida, mágica y para nada aburrida. Les dejo dos extractos sobre lo que investigo de esa época. Hay más temas que explica y se pueden leer al final del libro:

El Gran Tour:

En su definición más simple, el Gran Tour era un viaje a través de las ciudades prominentes de Europa, que realizaban hombres jóvenes de clase media y clase alta, generalmente después de terminar su educación formal. La tradición se fortaleció desde el 1660 al 1840, y suele decirse que fue el nacimiento del turismo moderno.

El objetivo del Tour era doble: en parte, era expandirse culturalmente a través de actividades como perfeccionar habilidades del lenguaje, observar arte, arquitectura y sitios de interés histórico, y socializar con quienes estaban en los escalones superiores de la sociedad, Por otro lado, para enderezar a esos jóvenes mujeriegos, y corregirles la ingesta de alcohol, las fiestas y las apuestas antes de regresar a casa para convertirse en miembros funcionales de la sociedad. Los viajeros hacían el tour bajo la custodia de un guía, llamado cicerone o bear-leader (del inglés “el líder de los osos”, un término que surgió de la práctica desagradable de guiar osos encadenados alrededor de un ring de hostigamiento) y su Tour podía durar desde varios meses a varios años, dependiendo de los recursos financieros. El Gran Tour era un lujo limitado a los hombres ricos, o a aquellos que pudieran hallar un sponsor, y estaba dominado por los ingleses, aunque en el 1800 algunas mujeres jóvenes también hacían el Tour, y las nacionalidades de los viajeros se multiplicó. Algunos estadounidenses incluso atravesaban el océano para hacer el viaje.

Los lugares más comúnmente visitados eran las ciudades consideradas las más importantes a nivel cultural: París, Roma eran las dos obligatorias. Aquellas visitas estaban intercaladas con otras ciudades importantes como Venecia, Turín, Ginebra, Milán, Florencia, Viena, Ámsterdam y Berlín. Pocos de los que hacían en Gran Tour visitaban Grecia o España, dado que se los consideraba países rudos y poco hospitalarios en comparación con las rutas tradicionales del norte. La riqueza de la mayoría de los que hacían el Tour les permitía viajar con estilo (incluso podían trasladarse a través de los Alpes en una litera), aunque el viaje no estaba libre de dificultades y peligros. Las complicaciones que Monty, Percy y Felicity enfrentaron son odas históricamente pertenecientes al período; incluso piratas mediterráneos y los bandidos. Sin embargo, pocos de los que hacían el Gran Tour tenían el infortunio de cruzarse con ambos.

Para más información acerca del Gran Tour, recomiendo ‘The British Abroad: The Grand Tour in the Eighteenthe Century’ de Jeremy Black; ‘The Age of the Grand Tour’ de Anthony Burgess y Francis Haskell y, uno de los registros más precisos de la vida de un joven durante su Gran Tour ‘Los diarios de James Boswell (por quien Monty se hace pasar anacrónicamente, el verdadero James Boswell no nació hasta 1740, pero no pude resistirme a rendirle homenaje a mi fuente primaria favorita).

La cultura Queer

La historia de la sexualidad es difícil de estudiar y aún más difícil es escribir al respecto, porque el concepto de la sexualidad misma es algo moderno. En el siglo XVIII, la población general no habría tenido vocabulario o comprensión de cualquier identidad más allá de cisgénero o heterosexual, e incluso esas dos no eran reconocidas (ni nombradas) porque se asumían como algo universal. La sodomía, el término más formal para la homosexualidad en ese momento, extraído de la Biblia, era una referencia al acto homosexual del sexo en sí mismo en lugar de la atracción o la identidad. Cada país tenía sus propias leyes, pero sobretodo en Europa, la homosexualidad era considerada tanto pecaminosa como ilegal, y se castigaba con multas, encarcelamiento y, a veces, la muerte. Bajo la ley de sodomía era un delito capital en Inglaterra.

Pero a pesar de la ilegalidad, muchas ciudades europeas tenían subculturas queer crecientes, en particular para hombres (las relaciones entre mujeres en esa época están muy poco documentadas y fueron comúnmente menos registradas). Londres en particular tenía más pubs y clubes gay en 1720 que en 1950. Las “Molly houses”, el equivalente del siglo XVIII de los abres gay (‘molly’ es un término arcaico de la jerga inglesa anterior a gay), eran espacios donde los hombres queer podían encontrarse, tener relaciones, travestirse y fingir casarse entre ellos. El más famoso era ‘Mothers Clap’s, (la casa de Margaret Clap en español) en Londres, que fue clausurado en 1726 por una redada. Algunas parejas queer hallaron el modo de tener una vida juntos en las afueras, y algunas incluso eran reconocidas como parejas románticas por su comunidad (para leer más al respecto, sugiero ‘Charity and Sylvia: A Same-Sex Marriage in Early America’ de Rachel Hope Cleves, y los ensayos de Rictor Norton, un historiador cuyo trabajo se centra principalmente en los hombres queer de la historia).

En el siglo XVIII, el concepto de amistad romántica (una relación cercana no sexual entre dos amigos del mismo género que solía incluir tomarse de las manos, abrazarse, besarse y compartir la cama) prosperó. Aunque el término no se acuñó hasta el siglo XX, los historiadores modernos lo utilizan para expresar relaciones cercanas entre personas del mismo género antes de que la homosexualidad existiera como una identidad reconocida. No hay modo de saber cuántas de ellas era parejas queer que ocultaban su relación con el disfraz de la amistad; aunque el concepto es distinto de la homosexualidad, los dos pueden haberse superpuesto. Las relaciones físicas cercanas entre amigos del mismo género como Monty y Percy eran comunes, aunque llevarlo más allá de una amistad habría requerido de secreto y discreción, y en la mayoría de los lugares habría sido inaceptable.

Lo cual trae la pregunta: ¿hubiera sido posible la existencia de una relación romántica a largo plazo entre dos hombres de la clase alta inglesa durante el siglo XVIII? No lo sé. Probablemente no hubieran podido ser abiertos al respecto. Pero a la optimista en mí le gusta creer que el siglo XXI no es la primera vez en la historia en que las personas queer han podido llevar una vida romántica y sexual plena con las personas que aman.

¿Me gustó? Demasiado. Dependiendo desde la perspectiva con que lo leas, puede que la historia la sientas muy positivista hasta cierto punto, esto porque los problemas que surgen se resuelven de una forma rápida; o puede que sientas que es un final ambiguo porque final cerrado, no lo es. También puede que sientas que el final es agridulce: si bien dije que el libro puede ser considerado positivista, eso no implica que al final todo esté resuelto a favor de los protagonistas. Como dije, depende desde la PERSPECTIVA con que lo leas.

¿Lo recomiendo? De verdad vale la pena leer el libro, pero si esperas una historia LGTB dramática e intensa de principio a fin, con escenas subidas de tono y explicitas, lamento decirte que esta no es tu historia. Tampoco esperes que ese tipo de relación se desarrolle rápido porque no, esta historia va lento, enfrentando los problemas que van surgiendo.

extractos2

1.

—Tienes algo peculiar allí abajo.

—¿Dónde? —bajo la mirada. Vaya, mira nada más.

—Ahora, ¿cómo crees que llegó allí? —pregunta Percy con una sonrisa burlona mientras yo me escupo la mano y froto la mancha para quitarla.

—Un caballero sabe guardar secretos.

—¿Fue un caballero?

—Te lo juro por Dios, Per, si lo recordara, te lo diría —bebo otro de jerez directo desde el encantador y lo apoyo sobre el aparador, y por poco no se me cae. Aterriza un poco más fuerte de lo que era mi intención—. Sabes… es una carga.

—¿Qué cosa?

—Ser tan apuesto. Ni un alma puede quitarme las manos de encima.

El ríe con la boca cerrada

—Pobre Monty, ¿qué cruz pesada de llevar.

—¿Cruz? ¿Qué cruz?

—Que todos se enamoren al instante y apasionadamente de ti.

—Bueno, no puedo culparlos. Si yo me conociera, también me enamoraría de mí —y después le dedico una sonrisa que es tan taimada como inocente con unos hoyuelos infantiles tan profundos que uno podría verter té dentro. (Pág. 14-15)

2.

La gran historia de amor entre Percy y no es ni grandiosa ni una verdadera historia de amor, y es trágica solo por su unilateralidad. Tampoco es una roca monolítica que me haya fastidiado desde la infancia, como podría esperarse. Más bien es simplemente la historia de cómo dos personas pueden considerarse mutuamente importantes durante toda la vida y luego, una mañana, sin siquiera quererlo, una de ellas se despierta y descubre que esa importancia se ha magnificado en un deseo repentino e intenso de colocar su lengua dentro de la boca de la otra.

Un deslizarse largo y lento, y después un impacto repentino.

Aunque la historia de Percy y la mía (el recuento sin amor ni tragedia) es eterna. Desde que tengo memoria, Percy ha estado en mi vida. Anduvimos a caballo, fuimos de cacería, tomamos sol y nos rebelamos juntos desde que apenas teníamos edad para caminar; nos peleamos, nos reconciliamos y corrimos desenfrenadamente por el campo. Hemos compartido todas nuestras primeras experiencias: la cálida del primer diente, el primer hueso roto, el primer día de escuela, la primera vez que nos atrajo una muchacha (aunque yo siempre he sido más abierto y más apasionado en mis enamoramientos que Percy). La primera borrachera, cuando estábamos leyendo en la casa del párroco en misa de Pascua y yo me excedí con el vino picado antes de la ceremonia. Estábamos lo suficientemente entonados para ser tan sutiles como una sinfonía.

Incluso mi primer beso, aunque lamentablemente no fue con Percy, lo involucraba a él de un modo indirecto. Había besado a Richard Peele en la fiesta de Navidad de mi padre el año en que cumplí trece y, aunque estaba seguro que fue un beso (en lo que concierne a los primeros), él se arrepintió y les fue con el cuento a sus padres,a los otros muchachos de Cheshire y a cualquiera que quisiera oír que yo era un pervertido y que lo había obligado. Pero era mentira, yo nunca he obligado a nadie a estar conmigo (también me gustaría aclarar que después de esa velada, cada vez que Richard Peele y yo nos acostamos, siempre ha sido porque él así lo ha querido. Yo solo soy una persona bien dispuesta). Mi padre me obligó a pedirles disculpas a los Peele mientras él les daba el discurso de que muchos muchachos hacen tonterías con otros de su edad (discurso que él ha utilizado demasiado a lo largo de los años, aunque la parte que se refiere a la edad se está volviendo cada vez menos pertinente) y después cuando se marcharon, me golpeó de tal manera que se me nubló la visión. (Pág. 32-33)

3.

Versalles es un lugar que parece una fantasía delirante bañada en oro. Atravesamos un salón de cartas y entramos a un pasillo lleno de espejos donde el rey recibe a su corte; cada superficie que no está cubierta con espejos, está bañada en oro o posee un mural de tonos vibrantes. La cera gotea en hilos calientes y pegajosos de los candelabros. La luz es pirita y copos de nieve de color, reflejados a través de los cristales, salpican las paredes.

El grupo pasa a los jardines, el aire está caliente y neblinoso por el polen que se lanza de las flores en estallidos dorados cuando las rozan. Los setos tallados en una colección de formas delinean los senderos, las rosas explotan entre ellos. Las estrellas se sofocan con la luz furiosa que proviene del palacio, y los candelabros que bordean la escalera se reflejan como monedas resplandecientes contra la seda brillante que todos visten. Los invitados caminan por los senderos y debajo del domo abierto en el centro de la orangerie, flores espumosas y orquídeas suaves presionan sus pétalos contra el vidrio como si fueran manos. Las mujeres están metidas dentro de faldas sostenidas por miriñaques que las hacen tan anchas como altas, y el cabello de todas está empolvado, rizado y modelado en una rigidez escultural. Percy y yo somos los únicos hombres que no tienen peluca. (Pág. 61-62)

4.

—¿Quieres saber si me gusta acostarme con tipos?

Frunce el ceño cuando escucha la frase, pero luego dice:

—Es una pregunta válida, dado de que te vi toqueteando a Richard Peele y a Theodosia Fitzroy.

—Ay querida Theodosia, mi muchachita —me desplomo sobre los cojines del sofá—. Todavía estoy desconsolado por haberla perdido —no quiero hablar de esto. En especial con mi hermana menor. Bajé con el único propósito de embriagarme hasta quedarme dormido y evitar este tema, pero Felicity me mira; está esperando una respuesta. Me limpio la boca con la manga; una acción bastante grosera por la que papá me hubiera dado una bofetada en casa—. ¿Por qué importa con quién ando?

—Bueno, una de las dos es ilegal. Y un pecado. Y la otra también es un pecado, si no estás casado con ella.

—¿Vas a darme la lección sobre la fornicación sin la intención de procrear es propia del demonio y un crimen? Creo que lo puedo recitar de memoria.

—Monty…

—Tal vez estoy tratando de procrear con estos tipos, pero no conozco cómo funciona el proceso. Si no me hubieran expulsado de Eton…

—Estás evitando la pregunta.

—¿Cuál era la pregunta?

—¿Te gusta…?

—Claro, soy un sodomita. Bueno, me he acostado con tipos, así que… sí.

Felicity frunce la boca y deseo no haber sido tan directo.

—Si no lo hicieras más, papá no sería tan estricto contigo, ¿sabes?

—Ah, claro, gracias por esa sabiduría de otro mundo. No puedo creer que no lo había pensado yo mismo.

—Solo sugiero…

—No te preocupes.

—Tal vez, él sea menos intenso contigo.

—Bueno, no tengo mucha opción.

—¿En serio? —se cruza de brazos—. ¿No puedes elegir con quién te acuestas?

—No, quiero decir que no puedo elegir con quién tengo ganas de acostarme.

—Claro que sí. La sodomía es un vicio, como el alcohol o el juego.

—No en realidad. Quiero decir, sí, lo disfruto. Pero todos los hombres que beso me atraen. Y las mujeres también.

—Ríe, como si hubiera hecho un chiste. Yo no río.

—La sodomía no tiene nada que ver con la atracción. Es un acto. Un pecado.

—No en mi caso.

—Pero los humanos están hechos para sentir atracción por el sexo opuesto. No por el mismo. Así funciona la naturaleza.

—¿Quieres decir que yo soy antinatural? —cuando no responde, digo—: ¿Alguna vez te ha gustado alguien? (Pág. 207-208)

5.

Algo golpea la puerta del otro lado. Los jarros egipcios saltan en las repisas. Abro la puerta del estudio y salgo volando al corredor. Percy me sigue.

Es obvio de inmediato que cometimos un grave error. Incluso en la luz tenue, veo claramente a Felicity y Dante pegados contra la pared, con los brazos y las manos y las bocas y ab-so-lu-ta-men-te todo encima del otro. Ninguno de los dos parece tener idea de lo que hace, pero los dos lo hacen con entusiasmo.

No sé si quiero volver al estudio y hacer como si no hubiera visto nada o tirarle el té de todas formas, pero luego el pie se me engancha en esa maldita baldosa suelta y me caigo contra la pared. La tetera hace ruido cuando hace un hoyo en el revestimiento. Dante se sobresalta y se choca contra una de las estatuas sin brazos detrás de la puerta, que se mece y cae el suelo de un golpe. Felicity se da vuelta y le pega en la cara a Dante con un largo mechón de pelo que se le ha salido del peinado.

—¿Qué están haciendo? —grita.

—¿Qué estamos haciendo nosotros? —respondo con la voz más aguda de lo que esperaba—. ¿Qué están haciendo ustedes?

—¿Qué te parece que estamos haciendo?

—¡Pensamos que estabas en peligro! —grito. Dante quiere salir corriendo por las escaleras, pero le obstaculizo el paso con mi tetera. Algunas gotas caen en la alfombra—. No te vayas a ninguna parte. Tengo un té muy ácido y Percy tiene una espalda con su placa, así que mantén las manos donde pueda verlas.

Felicity lleva la cabeza atrás.

—Por el amor de Dios.

—Si me permiten… —empieza a decir Dante, pero lo interrumpo.

—Ah, no. Usted no va a decir nada. Usted y Helena son mentirosos y ladrones, y ahora quiere aprovecharse de nosotros de todas las maneras posibles.

—Monty —interrumpe Felicity, pero estoy muy compenetrado para detenerme. Soy la maldita piedra de Sísifo que rueda por la maldita montaña y pretendo aplastar al mentiroso Dante.

—El duque que quiere matarnos le escribe cartas a su hermana, y su padre, resulta, no está muerto, está en la cárcel, así que gracias por esa mentira…

—Monty…

—Y ahora están ¿qué?, ¿manteniéndonos aquí hasta que llegue el momento de cortarnos el pescuezo? Pero no antes de que pudiera jugar un poco al San Jorge con mi hermana.

—Jesús, María y José, Henry Montague, por una vez en la vida, ¡cállate! —dice Felicity a los gritos—. Esto no fue idea de Dante. Fue idea mía. (Pág. 251-252)

sobre2

 Mackenzi Lee es lectora, autora, librera, una fangirl incurable y una muchacha que habla muy rápido. Tiene un MFA de Simmons Collage en Escritura para Niños y Jóvenes. Sus historias cortas han aparecido en Inaccurate Realities, The Friend y The Newport Review. Su primera novela juvenil histórica, This Monstrous Thing, que ganó el PEN – New Engalnd Susan P. Bloom Children´s Book Discovery Award, así como el Emerging Artist Grant de la St. Botolph Club Foundation, se publicó en septiembre de 2015 por Katherine Tegen Books, un sello de Harper Collins.

calific

cuatro libros

 

BookTrailer:

 

 

noolvides

Reseña: Carry On (2016) de Rainbow Rowell

ficha6

9789877382983Autor: Rainbow Rowell
Editorial: Alfaguara Infantil
Páginas: 656
Género: Juvenil, Fantasía
ISBN: 978-607-314-761-3
Encuadernación: Tapa blanda
Saga:
Precio: $299.00

 

Este es la segunda reseña especial del mes, celebrando el mes del #OrgulloGay, recuerden que, mínimo, sus personajes principales son LGTB.

¡COMENZAMOS!

SInopsis2

Simon Snow es el mago más poderoso del mundo, tiene diecisiete años y es el Elegido, el único que puede salvar la magia.

La verdad: Simon es el peor Elegido que a nadie se le pudo haber ocurrido.

Al menos eso es lo que dice Baz, su archienemigo. Y Baz será malvado y un vampiro y un imbécil, pero en eso tiene razón. La mayor parte del tiempo, Simon ni siquiera puede controlar su magia, ¿y se supone que va a salvar al mundo?

yotelo2

¿Alguna vez han leído un libro y te gustan parejas que no son oficiales? ¿Y más cuando es una pareja LGTB? Si eres amante de Harry Potter y te gustaba la pareja de Harry y Draco, como pareja romántica y, leer fanfictions de ellos, debes leer este libro.

Hay algunas aclaraciones, que deben saber; y son las siguientes:

  1. El libro está ligado a ‘Fangirl’, otro libro de la misma autora

Dentro del mundo de fangirl, la protagonista escribe fanfictions de una novela que le gusta mucho, donde cuenta las aventuras de un mago poderoso que debe salvar el mundo de la magia y los hechiceros; asiste a una escuela mágica y tiene amigos que lo acompañan en sus aventuras; por supuesto, hay un enemigo poderoso a derrotar y también está el compañero odioso que no pierde la oportunidad de hacerle la vida imposible. ¿Les suena familiar? no es de extrañar que lo sea, puesto que hace alusión a la saga de Harry Potter, obvio, con muchos cambios, pero con similitudes al mismo tiempo.

  1. ¿qué es un fanfiction?

Muchos lo sabrán, pero habrá otros que no; básicamente, un fanfiction es una historia ficticia escrita por un fan. Puede ser de un libro, una serie televisiva, manga, caricatura, película, obra de teatro, incluso, de famosos en la vida real (miembros de grupos musicales, presentadores de televisión o actores). Por lo general, un fanfic puede ser un one shot, historia corta, un serial, drabble entre más; y también suelen mantener la personalidad del personaje, pero hay excepciones. Esto implica que el fanfiction pueda ser dentro del universo de la historia o, en un universo alterno y tenga variación en su clasificación, es decir, puede estar dirigido a todo el público o a un público mayor, en caso de contener material de violencia, lenguaje fuerte, drogas, sexo o temas de controversia. El fanfiction que escribe la protagonista de Fangril es este libro: Carry On.

  1. ¿Se puede leer este libro sin haber leído fangirl?

Si, ¿porque? la respuesta es que los personajes de Fangirl no aparecen y ni siquiera se mencionan en Carry On.

Ahora, para los amantes de Harry Potter lo van a encontrar entretenido puesto que Simon Snow es muy parecido a Harry James Potter Evans, pero diferente al mismo tiempo, con el plus de que Simon descubre que tiene sentimientos románticos por su archienemigo, Baz, este es vampiro y también le corresponde. Cuestión que no sucede con Harry y Draco.

¿De qué trata? El libro nos cuenta la historia del Elegido, aquella persona que carga con una gran responsabilidad sobre sus hombros, pero que no sabe qué hacer. Nos cuenta una historia de amor entre dos chicos que tienen muchas cosas en contra y deberán superar; algo que debo aclarar es que Baz, como vampiro, bebe sangre de animal porque tiene miedo de beber sangre de un humano y no parar hasta matar a su víctima. Aunque reprime esa sed de sangre, muchas otras características están presentes, hay otros rasgos nuevos del vampiro que son interesantes, pero que no aportan algo nuevo a la figura del vampiro. Por último, también hay un enemigo oculto, que no diré quién es porque esa parte es muy interesante.

Al inicio puede que sea un poco lenta y aburrida, pero se debe a que es la introducción de la historia y presentación de los personajes; la historia toma fluidez cuando hace su aparición Baz, porque eso implica el desarrollo de los acontecimientos.

Ame a Baz por completo y a Simon también, Penny es un personaje que me gusto, en mi opinión, se parece a Hermione y Ron en varios aspectos. Agatha es un personaje que no me gustó y hace referencia a Ginny (al menos así lo veo) y bueno, era natural que no me gustará… los otros personajes secundarios tienen buena construcción, sobre todo el Hechicero, y hay giros en la trama que no te esperas y te dejan con ganas de querer seguir leyendo.

¿Lo que no me gustó? Primero, la historia está narrada en primera persona, pero desde el punto de vista de varios personajes, algo que no está mal, pero pienso que estaría mejor si estuviera narrada en primera persona. Tango la sensación de que, si estuviera escrito en tercera persona, muy probablemente el inicio no sería un tanto aburrido. Segundo, es que la historia de amor se desarrolla poco a poco. Digo, es creíble, aunque Baz amé a Simon desde hace años siempre mantuvo ese sentimiento oculto y Simon va descubriendo este sentimiento, dándose cuenta que su relación con Baz, no era lo que pensaba como creía; pero no quita que desees, como lector, que vaya un poco, sólo un poco más rápido. Tercero y último, no me gustó que fuera un libro. A lo mejor sería perfecto si fuera más larga la historia en un solo libro ¿por qué? Hay mucha información, demasiada para un solo libro, siento que es eso no dio pie a que se desarrollara la historia en ciertos aspectos, pero tomando en cuenta que el libro, es un fanfiction en sí, a la vez tiene sentido la poca información que hay. Espero no haber confundido a nadie en este punto.

¿Hay acción? No, si bien es un libro dónde existe la magia, la historia hace un homenaje al fanfiction, a la saga de Harry Potter ¿Qué significa? Los fanfiction representan lo que un fan quiso leer en la novela, pero no ocurrió: amor de ciertos personajes, muertes de otros personajes, giros en la historia, incluso, una historia contraria a la original (los buenos son malos, los manos son buenos). Muchos de esos fans nunca han escrito en su vida, así que es normal que encuentres errores de todo tipo: falta de lógica, omisión del tiempo, falta de acción o sobrecarga de acción, insta-love, desaparecen o cambian ciertos sucesos de la historia, y ya no menciono sobre los errores ortográficos o gramaticales. ¿Todo esto se ve en el libro? La falta de acción, sí. No hay un inicio, desarrollo y final general de la historia. Para que explicarme mejor: Harry Potter tiene siete libros, el primer libro es el inicio, el séptimo libro es el final y el desarrollo son del segundo al sexto libro, esto es englobando la historia en general; ahora, hay algo que sucede en el sexto libro que a mí no me gusta, así que quiero mi propia versión, la versión de “que pasaría sí…” y de ahí nace un fanfiction mío, que se ubica en el sexto libro y cambia la trama. Pero en mi fanfiction solo hago mención a lo que sucede en los cinco libros. Eso exactamente pasa en Carry On. En Carry On no inicia con Simon entrando desde el inicio a la escuela de magia; Simon ya es un estudiante y regresa a un nuevo ciclo escolar.

Por es que digo que Rainbow Rowell hace un homenaje a Harry Potter y el fanfiction. Existen muchos, muchos fanfictions que inician a partir del quinto, sexto o séptimo año de la saga de Harry Potter, incluso muchos están situados después del séptimo libro; es muy normal, que más de la mayoría de esos fics no se enfoquen en las parejas oficiales, sino en parejas NO oficiales: el Drarry es muy popular dentro los fanfictions.

La lectura es fácil de leer a pesar de las 656 páginas; de hecho, te deja con ganas de querer seguir leyendo y para fortuna mía, es tan popular este libro que hay fanfictions sobre Carry On en Wattpad y yo soy inmensamente feliz por eso. Quién haya leído un fanfiction y le guste, me entenderá.

¿La recomiendo? Si, aunque no ha a todas las personas, como lo mencione al inicio: si te gusta Harry Potter; te gusta la pareja de Harry y Draco; te gustan las historias LGTB; te gustan los vampiros y la magia: esta es tu historia.

extractos2

1.

—Busco a Baz —le respondo—. Mi compañero de cuarto.

—¿El muerto? ¿El de los ojos bonitos?

—Sí —¿Baz está muerto? Nunca había pensado así en él. Bueno, supongo que lo dice porque es un vampiro—. Espera ¿me estás diciendo que está muerto? ¿Muerto de verdad?

—Todos los chupasangres están muertos.

—¿De verdad lo has visto beber sangre?

Ella se me queda mirando. Mi espada está clavada en el suelo, al lado de mis pies. (Pág. 111)

2.

—¿Y si estuviera esperando a Baz? —ella me escupe esas palabras sabiendo que me van a dejar atontado

—¿Por qué harías eso?

Se da la vuelta para mirar la muralla de piedra.

—No lo sé, Simon.

—¿Lo estas esperando?

El viento se queda atrapado en su melena, haciéndola revolotear en sus espaldas.

—No —me responde ella—. No lo estoy esperando. No tengo razones para creer que vaya a volver.

—Pero eso es lo que querrías.

Agatha se encoge de hombros.

—¿Qué te pasa, Agatha? —estoy intentando mantener el control—. Baz es un monstruo. Un monstruo real.

—Todos somos monstruos —eso es lo que me responde.

Está queriendo decir que yo soy un monstruo.

Intento pisotear la ira que sube por mis piernas.

—¿Me engañaste? ¿Con Baz? ¿Ahora estás con él?

—No.

—¿Eso es lo que quieres: estar con él?

Ella suspira y se recuesta contra las rocas de la muralla.

—No lo sé.

—¿No quieres decirme nada más? ¿Un “lo siento”, quizá? ¿No quieres arreglar esto?

Se gira de nuevo para mirarme por encima del hombro.

—¿Arreglar qué, Simon? ¿Nuestra relación? ¿Qué es nuestra relación? ¿Que yo esté disponible para ti cuando necesites una cita para el baile? ¿O que lloré de alegría cada vez que regresas de entre los muertos? Porque puedo seguir haciendo todas estas cosas por ti. Todavía puedo hacerlo. Aunque no estemos juntos. (Pág. 155)

3.

Y, cuando empecé a sentir que las cosas se me estaban yendo de las manos, me aferré a lo único que siempre me da seguridad.

A esos ojos azules.

A esos rizos de bronce.

Al hecho de que Simon Snow es el hechicero vivo más poderoso, que nada puede hacerle daño, ni siquiera yo.

Que Simon Snow está vivo.

Y yo estoy completa y desesperadamente enamorado de él. (Pág 194)

4.

Me agarra la mano, tengo ganas de apartarla, pero no quiero que parezca que estoy asustado y… también tengo ganas de no quitarla. Maldito Snow. En esto mismo instante, tengo pensamientos violentos contra él.

—Voy a intentarlo ahora —dice.

—Bueno.

—¿Vas a lanzar algún hechizo?

—No lo sé —digo—. Éste es tu experimento.

—Pues no lo hagas —dice—. Ahorita no, al menos. Pero dime si te duele. (Pág. 278)

5.

—Hay docenas de profecías —dijo Davy—. Todas sobre un mago. El Elegido.

—¿Cómo sabes que se trata de la misma persona? —le pregunté. Y ¿cómo sabes que él, o ella, aún no ha llegado, o ya ha muerto?

—¿De verdad crees que nos pasaría inadvertido alguien que pudiera salvar a toda nuestra gente? ¿Alguien que fuera capaz de reparar muestro mundo?

—¿Dice la profecía que tendrá que reparar?

—Dice que habrá una amenaza, que algunos de nosotros nos volveremos oscuros y estaremos divididos, que la magia misma estará en peligro y que habrá un mago que tendrá un poder que ningún otro haya podido soñar, un hechicero que atraerá su poder desde el centro de la tierra. ‘Parece un hombre común, pero su poder no tiene equivalente.’ Uno de los oráculos lo describe como ‘un recipiente’; tan grande y tan fuerte que contiene toda la magia en sí mismo. (Pág. 344)

6.

Creo que podría besarlo antes de mandarlo literalmente a volar.

¿Podré alejarlo de mí sin romperle ningún hueso? ¿Qué hechizo lo mantendría lejos para que no volviera corriendo al fuego?)

Creo que podría besarlo. Está justo aquí. Y tiene los labios entreabiertos (siempre respira por la boca) y sus ojos están vivos, vivos, vivos.

Estás tan lleno de vida, Simon Snow.

La mía ya es tuya.

Mueve la cabeza mientras dice algo. Creo que podría besarlo.

Porque nunca he besado a nadie. (Me preocupa tener la tentación de morderlo.) Y no he querido besar a nadie más que a él. (No voy a morderlo. No le haré daño.)

Sólo quiero besarlo y morirme.

—Simon… —digo.

Y, entonces, el que me besa es él. (Pág. 367)

7.

Termino sentado en el suelo con Baz, delante de él. Besándolo. Hace un rato que me tomó por los hombros, a ambos lados del cuello, y no me suelta.

Para ser sincero, no tengo muy claro qué estamos haciendo, pero, en este momento, ya no hay nada ardiendo. Y me parece que quizá hayamos resuelto algo. Aunque, probablemente, esto sea un problema nuevo.

Durante un minuto, pienso en Agatha y me siento un cabrón, pero luego me acuerdo de que ya no estamos juntos, así que no le estoy poniendo los cuernos. Y luego me pregunto si lo que está pasando en este momento significa que soy gay. Pero Baz y yo estamos escondidos entre los árboles, donde nadie puede vernos, así que decido que no tengo que responder esta última pregunta ahora mismo. Lo único que tengo que hacer es aferrarme a Baz; eso es lo que tengo que hacer.

Aún tengo las manos en sus mejillas y ya no están frías; al menos no donde las tenía apoyadas. Y cuando succiono sus labios, éstos casi se vuelven rosas. Durante unos segundos, al menos.

Me pregunto cuánto tiempo lleva Baz deseando esto.

Me pregunto cuanto tiempo llevo yo deseando esto. (Pág. 369)

sobre2

Rainbow Rowell nació en Nebraska en 1973. Su carrera literaria comenzó en 2011, con la novela Attachments, que le permitió entrar en la lista de bestsellers de The New York Times. Esta posición se consolidó con la publicación, dos años más tarde, de la premiada Eleanor &Park, a la que siguieron Fangirl y Landline. Aunque escribe libros juveniles y para adultos, sus novelas siempre tratan sobre personas que hablan mucho, personas convencidas de se están equivocando y personas que se enamoran.

Actualmente vive con su marido y sus dos hijos en Omaha, donde pasa el tiempo leyendo novelas gráficas, planeando viajes a Disney World y discutiendo sobre cosas que en realidad no importan mucho.

calific

 

cuatro libros

 

 

 

noolvides

[Reseña] El lado oscuro (2014) de Sally Green

A finales del mes, se celebra el ‘día del orgullo gay’. Por tanto, este mes habrá reseñas de este tipo, no todas son propiamente literatura LGTB, pero, mínimo todas tendrán un protagonista LGTB. Esto no quiere decir, que las historias se van a centrar como tema principal en el amor, prejuicios etc. Precisamente este libro, su protagonista es bisexual, pero en el primer libro no se nota porque el tema del amor NO es el principal. En esta historia hay una guerra entre brujos negros y blancos; aquí el protagonista es discriminado, pero no es por orientación sexual.

Aclaro que este mes, y espero, el mes de octubre y principios de noviembre sean reseñas específicas: LGTB, Halloween y Día de muertos. No soy de las personas que les guste reseñar lecturas especificas por una fecha en especial (día del amor y la amistad, navidad, Halloween, día del orgullo gay, lecturas de verano, lecturas ligeras etc.,) pero, reconozco que quiero experimentar en hacerlo, ver que tan bien o mal lo hice. Aunque lo haga bien, no creo hacerlo el año que viene por dos razones: no atrae mucho la idea y pereza (soy sincera). Sin más que decir:

¡EMPEZAMOS!

ficha6

9788494258206 (1)Autor: Sally Green
Editorial: Océano exprés
Páginas: 415
Género: Fantasía
ISBN: 978-607-527-276-4
Encuadernación: Tapa blanda
Saga: Una vida oculta
Precio: $190.00

SInopsis2

Nathan sabe que es un intruso en el mundo en el que vive. Un mundo dividido entre los Brujos Blancos, que representan el bien, y los Brujos Negros, que encarnan el mal. Pero Nathan es Blanco y Negro a la vez… Ahora tendrá que decidir cuál es más fuerte, su lado blanco o su lado oscuro.

Una novela apasionante sobre la alienación y el indomable deseo de supervivencia.

yotelo2

Este libro tarde en leer porque estaba indecisa si leer o no. Al inicio me llamo la atención por su portada, pero al leer la sinopsis desistí en comprarlo. Incluso cuando lo empecé a leer me desanimé mucho porque el primer capítulo me desalentó demasiado por la forma en que estaba escrita: segunda persona. No soy fan de las narraciones en segunda persona. Agradezco mucho, haberme equivocado, en su mayoría, la narración es en primera persona. Tampoco es mi tipo de narración favorita, pero es más llevadera.

Es un libro que se divide en seis partes, de las cuales, la primera parte, está narrada en segunda persona y el resto en primera persona.

La historia es cruel, fuerte y triste. Aborda temas fuertes: como la intolerancia, gobierno opresor, la desigualdad, racismo, violencia, falta de justicia. Todo esto lo combina con el elemento de la fantasía, un mundo donde las personas son brujos: brujos blancos o brujos negros. En esta historia, al menos en el primer libro, no esperen leer escenas de acción, tampoco esperes leer una historia de amor épica. En este libro sufre el protagonista, sufren varios personajes, sufre el lector porque el conflicto es complejo en muchos sentidos. Las traiciones son comunes, la muerte es pan de cada día, incluso, podría decirse que morir es algo mucho mejor.

Los brujos blancos son buenos, los brujos negros son malos; por tanto, los brujos negros deben morir y los brujos blancos deben guiar al resto de los brujos por un buen camino ¿Por qué? Los brujos negros disfrutan al matar, matan incluso a su propia familia, son violentos, agresivos, extraños, antisociales, TODOS son así. Son una amenaza que debe ser aniquilada de raíz y no existen los puntos medios. Es como decir, todos los estadounidenses son racistas, todos los mexicanos son narcos, todos los chinos son piratas…

Nathan es mitad brujo blanco y mitad brujo negro, eso significa algo malo. No importa que sea mitad blanco, su otra mitad es suficiente para que lo tengan vigilado, para ser maltratado, ser tratado como animal y no tiene derechos; pero existe una pequeñísima posibilidad de ser aceptado como brujo blanco. Tiene que demostrar su lealtad, además tiene que pasar por una serie de examinaciones, acatar lo que dicen las notificaciones que llegan a su casa cada cierto tiempo. No obstante ¿vale la pena?

Él crece con la idea de que su mamá se suicidó por su culpa, por haberlo engendrado. No era un hijo deseado y siempre le decían que era producto de una violación: un día su padre, el peor brujo negro, violó a la madre, mato al esposo de esta y huyó: Nathan es un hijo bastardo.

Otro punto a destacar es que Nathan es casi analfabeta, aunque asiste a la escuela, le cuesta leer y escribir, pero se le da muy bien el dibujo. Casi no sabe nada de su padre, no puede preguntar por qué siempre es vigilado, debe de ser cuidadoso en no expresar en voz alta lo que realmente piensa de su padre.

Nathan sólo quiere que los brujos blancos lo acepten y lo quieran; por eso quería recibir sus tres regalos cuando cumpliera los diecisiete años. Al cumplir la mayoría de edad, los jóvenes se convierten en verdaderos brujos, por eso, sus ancestros les dan tres regalos; quién no los reciba, se dice, muere al poco tiempo. Nathan por ser mitad brujo blanco y mitad brujo negro, puede recibir los tres regalos de su abuela materna, una bruja blanca que lo quiere. Él espera que, si eso sucede, será un verdadero brujo blanco, aceptado por los demás brujos blancos.

Esta historia trata sobre la supervivencia, la complejidad de lo que se considera el bien y el mal. Hay violencia, crueldad, el engaño, traiciones, pero también está presente la inocencia, el anhelo de cariño, la ingenuidad, el primer amor. Es una historia que te atrapa.

¿Lo recomiendo? Sí, sobre todo si te gustan las historias que son fuertes, que te hacen sufrir, que te encoge el corazón.

extractos2

1.

El truco es que no te importe. Que no te importe que te duela, que no te importe nada.

El truco de que no te importe es clave; es el único truco posible. Aquí no hay nada, sólo una jaula junto a una cabaña, rodeada de un montón de montañas y árboles y cielo.

Es una jaula de un sólo truco.

2.

Notificación de la Resolución del Consejo de Brujos Blancos de Inglaterra, Escocia y Gales.

Se ha acordado que para facilitar una mayor protección de todos los Brujos Blancos deberá hacerse y mantenerse en censo de todos los brujos de Gran Bretaña.

Se utilizará un sencillo sistema de códigos para todos los brujos y whets —brujos menores de diecisiete años— que no sean de linaje puro de Brujos Blancos, por medio de las siguientes referencias: Blanco (B); Negro (N); Fain/No Brujo (F). Así los Códigos Medios serán registrados como (B 0.5/N 0.5) y los mestizos se registrarán como (B 0.5/F 0.5) o (N 0.5/F 0.5). El primer código será el de la madre; el segundo el del padre. Los códigos 0.5 se mantendrán durante el menor tiempo posible —y no más allá de los dieciséis años— hasta que se le pueda designar a la persona un código absoluto (B, N o F).

3.

Jessica cumple diecisiete años. Es media mañana y parece todavía más llena de sí misma de lo habitual. No puede quedarse quieta ni un momento. Ansía recibir sus tres regalos y volverse una bruja adulta de verdad. Abu dirigirá la Ceremonia de Entrega a mediodía, así que mientras tanto tenemos que soportar a Jessica que se pasea de un lado al otro de la cocina, agarra cosas y luego las vuelve a poner en un sitio.

Levanta un cuchillo, se pasea con él y luego se detiene a mi lado, diciendo:

—Me pregunto qué pasará en el cumpleaños de Nathan.

Toca la punta de la navaja.

—Si le toca ir a una Evaluación quizá no pueda hacerse su Entrega.

Me está provocando. Sólo tengo que ignorarla. Recibiré mis tres regalos. Todo brujo los recibe.

Abu dice:

—Nathan recibirá los tres regalos en su cumpleaños. Así es para todos los brujos. Y así será para Nathan.

—Quiero decir que es duro para un whet Blanco cuando algo sale mal y no recibe sus tres regalos.

—Nada saldrá mal, Jessica —Abu la voltea a ver, mientras dice—: Le daré a Nathan sus tres regalos, así como te los daré a ti, a Deborah y a Arran.

Arran se sienta a mi lado. Me pone la mano en el brazo y me dice en voz bajita sólo a mí:

—Cómo anhelo que tu Entrega sea ya. Tú vendrás a la mía y yo iré a la tuya.

—Kieran me contó de un whet de York que no recibió sus tres regalos —dice Jessica—. Al final se casó con una fain y ahora trabaja en un banco.

—¿Cómo se llama ese chico? —pregunta Deborah.

—No importa. Ya no es un brujo y nunca lo será.

—Pues yo nunca he oído hablar de ese chico —dice Abu.

—Es cierto, me lo dijo Kieran —dice Jessica—. Pero Kieran dijo que es distinto para los Brujos Negros. No sólo pierden sus habilidades. Si a los Negros no les dan sus tres regalos, se mueren.

Jessica coloca la punta del cuchillo en la mesa frente a mí y lo sostiene, balanceándolo sobre la punta con su dedo índice.

—No se mueren de inmediato. Se enferman, quizá duran un año o dos si tienen suerte, pero no sanan, sólo van volviéndose más débiles, y más y más enfermos, y más débiles, y entonces —deja caer el cuchillo—, un Brujo Negro menos.

Debería cerrar los ojos.

Arran envuelve sus dedos con suavidad alrededor del mango del cuchillo y lo hace a un lado mientras pregunta:

—¿De verdad se mueren, Abu?

—No conozco a ningún Brujo Negro. Arran, así que no te lo puedo decir. Pero Nathan es mitad Blanco y recibirá sus tres regalos de cumpleaños. Y, Jessica, ya puedes dejar esta conversación sobre Brujos Negros.

Jessia se inclina hacia Arran y murmura:

—De todos modos, sería interesante ver qué pasa. Me imagino que moriría como un Brujo Negro.

Tengo que salir de ahí. Voy arriba. No rompo nada, sólo le doy unas cuantas patadas a la pared.

4.

Al día siguiente, Abu y yo hacemos nuestra primera excursión a Gales. Es un viaje de dos horas en tren. Hace frío y viento, aunque no llueve. Caminamos por las colinas y me encanta ver dónde viven las plantas silvestres y los animales salvajes, cómo crecen, cuáles son sus madrigueras.

Cuando llega el primer día templado de abril nos quedamos a pasar la noche, durmiendo afuera. A partir de entonces ya no quiero volver a dormir adentro. Abu me enseña acerca de las estrellas y me dice cómo afecta el ciclo lunar a las plantas que ella recolecta.

De vuelta a casa, Abu me instruye sobre las pociones, pero comparado con ella soy torpe y no tengo su intuición acerca de cómo actúa una planta con otra o se contrarrestan entre sí. Aun así, aprendo lo básico sobre cómo ella prepara sus pociones, cómo les agrega magia con su tacto e incluso con su aliento. Y aprendo a hacer cremas sanadoras sencillas para cortadas, una pasta que extrae el veneno y un brebaje para dormir, pero sé que nunca podré preparar algo mágico.

Tengo mapas de Gales y llego a conocerlos bien. Puedo leer los mapas con facilidad, son imágenes y consigo ver el terreno en mi cabeza. Memorizo dónde están todos los ríos, valles y montañas con respecto a su posición, las formas de atraversalos, los lugares en los que puedo hallar refugio o agua, dónde nadar, pescar y poner trampas.

Pronto, viajo solo a Gales; paso a menudo dos o tres días lejos de casa, duermo afuera y vivo de la tierra.

La primera vez que estoy lejos solo me acuesto en la tierra. Acostarse en una montaña galesa es especial. Trato de entender la sensación: me siento feliz cuando estoy con Arran, sólo estando con él, observando su naturaleza lenta y pacífica, eso es algo especial; también me siento feliz con Annalise, realmente feliz, disfrutando de su hermosura y olvidándome de quién soy durante el tiempo que está conmigo; eso es también bastante especial. Pero acostarse en una montaña galesa es distinto. Mejor. Ese es mi verdadero yo. Mi verdadero yo y la verdadera montaña, vivos y respirando como si fuéramos uno.

5.

Saba era una Bruja Negra. Había matado a un Cazador y estaba prófuga. Virgina, la líder de los cazadores, y un grupo de élite estaban tras la pista de Saba. La habían rastreado por todo Inglaterra, a través del campo, de las ciudades y los pueblos, y le pisaban los talones.

Saba estaba exhausta, y a causa de la desesperación se escondió en el sótano de una grande a las afueras de un pueblo. Debió de haber estado muy desesperada o no habría intentado esconderse. No sirve de nada esconderse de los Cazadores. Seguramente sabía que la rastrearían hasta allí. Y eso hicieron. Los Cazadores encontraron la casa y la rodearon rápidamente. No había escapatoria para Saba. Algunos de los Cazadores querían irrumpir en el sótano, pero Virgina no quería perder a nadie más. Sólo había una manera de entrar al sótano, por una trampilla, y Virgina ordenó que bloquearan la entrada un mes, periodo en el cual Saba acabaría muerta o tan débil que podrían capturarla sin que los Cazadores sufrieran bajas.

Virgina sabía que la mayoría de sus Cazadores no estaba de acuerdo con la idea. Querían venganza, gloria y un final rápido para Saba y esa cacería. Virgina puso a un guardia en la entrada del sótano para evitar que Saba escapara, pero también para asegurarse de que ninguno de los Cazadores desobedeciera sus órdenes.

Cayó la noche, y los Cazadores encontraron lugares en la casa y en sus jardines para dormir. Pero nadie pudo descansar porque, poco después de oscurecer, se escucharon gritos terribles provenientes del sótano.

Los Cazadores corrieron a la trampilla, creyendo que alguno de ellos había desobedecido las órdenes de Virgina, había entrado a sótano y estaba siendo torturado por Saba. Pero no era así, el guardia seguía en pie frente a la puerta bloqueada. Los gritos venían del sótano y continuaron hasta el amanecer. Los cazadores trataron de dormir y se cubrieron los oídos o los taparon con trozos de tela de su ropa, pero nada evitaba que eso sonidos les perforaran la cabeza. Era como si cada uno de ellos estuviera gritando también.

Al día siguiente los Cazadores estaban fatigados. Todos eran hombres y mujeres rudos, los más rudos de todos, pero llevaban semanas persiguiendo a Saba y ya estaban agotados.

La segunda noche regresaron los gritos y de nuevo nadie durmió.

Esto se repitió todas las noches, hasta que a finales de la primera semana los Cazadores comenzaron a discutir y pelear entre ellos. Un Cazador acuchilló a otro, y una desertó. La propia Virginia estaba desesperada: no había dormido y compraba que su grupo de élite se hundía en la anarquía. Durante la octava noche, cuando comenzaron de nuevo los gritos. corrió al sótano en un arrebato de furia y comenzó a derribar la barricada de la trampilla. Los Cazadores se reunieron a su alrededor, pero no estaban seguros de qué pensar. Todos querían entrar y ponerle fin a esa tortura, pero al ver a su líder, que solía ser el paradigma del control, arrancar la trampilla, se preguntaban si habría enloquecido.

Un Cazador dio un paso adelante y se atrevió a recordarle a Virginia que ella misma había ordenado que Saba fuera encerrada durante un mes y que sólo había pasado una semana. Virginia le dio un empujón al Cazador, diciendo que estaba dispuesta a arriesgar su vida y la de ellos para ponerle fin a ese tormento.

Virginia abrió la puerta de la trampilla y bajó al sótano con sus Cazadores agrupados detrás de ella.

El sótano estaba oscuro. Virgina usó su antorcha para arrojar luz en el suelo y abrirse paso entre los cajones, cajas, una silla vieja, botellas de vino y saco de papas. Una puerta conducía a otra habitación. Los gritos venían de allí. Virginia se abrió paso hasta la puerta y los Cazadores la siguieron.

El segundo cuarto parecía estar vacío. Pero en el rincón más lejano, apenas discernible, había un montoncito de harapos.

Virginia avanzó con un par de zancadas, hizo para atrás los harapos y vio que estaba el cuerpo de Saba. Se hallaba medio muerta, totalmente fuera de sí y todavía gritaba. Se había desgarrado el rostro, que era una masa de cicatrices. No podía hablar, como si se hubiera arrancado la propia lengua a mordidas. Pero todavía gritaba.

Virginia podría haberla matado ahí mismo, pero dijo que había que llevar a Saba al Consejo para que la interrogaran. Saba estaba apenas viva, pero era una Bruja Negra poderosa, así que Virginia dio órdenes de amarrarla antes de que la llevaran afuera.

Ya era plena noche, pero la luz de la luna hacía que pareciera casi de día. Mientras los Cazadores cargaban el cuerpo fuera de la casa, Saba comenzó a canturrear, y entonces comenzó a retorcerse. Virginia se dio cuenta demasiado tarde de que Saba recobraba la fuerza afuera, en el aire de la noche. Saba lanzó llamas de su boca, prendiéndole fuego a dos de los Cazadores que la cargaban. Cayó al suelo y usó sus llamas para quemar las ataduras. Virginia sacó su pistola y le disparó en el pecho, pero Saba tenía suficiente vida dentro de sí para agarrar a Virginia y prenderle fuego a ella también. Las dos estaban en llamas cuando el hijo de Virginia, Clay, le disparó a Saba en el cuello. Ella cayó, finalmente en silencio, sobre el césped de la casa.

Virginia murió a causa de sus quemaduras y Clay se convirtió en el líder de los Cazadores. Hoy en día sigue siendo su líder.

6.

Hay que reconocerlo, es una espantosa bruja del demonio, pero sí que trabaja. Lleva toda la noche y casi todo el día perfeccionado una nueva banda de ácido.

Me la pone ajustada.

—Ya te acostumbrarás.

Apenas puedes meter un dedo entre el collarín y tu cuello.

—Si quiere lo aflojo.

—La miras sin expresión.

—Sólo tienes que pedirlo.

No puedes ni escupirle, de tan apretada que está.

Estás en la cocina otra vez, sentado a la mesa. No ha habido ejercicios matutinos, no ha habido desayuno, pero tampoco podrías comer nada con esta cosa puesta. Es imposible que tenga la intención de dejarlo así en serio. Apenas puedes tragar, apenas respirar.

El zumbido de sanación ha desaparecido, como si lo hubieras agotado por completo. Tienes la mano hinchada y sólo ha sanado ligeramente. está palpitando. Puedes sentir el pulso en tu brazo y en tu cuello.

—Pareces cansado, Nathan.

Estás cansado.

—Te voy a limpiar la mano.

Remoja un trapo en un recipiente de agua y lo escurre. Retiras la mano, pero ella la toma y acaricia el trapo sobre tu muñeca. Está fresco. Se siente bien. Es bueno paliar un poco el ardor, aunque sólo sea un segundo. Desliza el trapo hacia abajo por el dorso de tu mano, le da la vuelta suavemente y limpia la palma. La suciedad no sale, pero el agua te refresca. Lo hace con mucho cuidado.

—¿Puedes mover los dedos?

Tus dedos se mueven un poco pero tu pulgar está insensible y no se mueve lo más mínimo debido a la hinchazón. No vas a hacer ningún esfuerzo para ella.

Enjuaga el trapo en el recipiente de agua, lo escurre y lo levanta.

—Te voy a limpiar la oreja. Tiene mucha sangre.

Llega hasta tu oreja y limpia alrededor; de nuevo lo hace lenta y suavemente.

No puedes escuchar con tu oído izquierdo, pero probablemente sólo sea la sangre seca lo que lo tiene bloqueado. También tu fosa nasal izquierda está tapada.

Vuelve a poner el trapo en el recipiente, y la sangre se mezcla con el agua. Escurre el trapo y estira la mano hacia tu rostro. Te echas hacia atrás.

—Sé que el collarín está apretado —alisa el trapo sobre tu frente—. Y sé que puedes soportarlo —está dando toquecitos delicados sobre tu mejilla con el trapo—. Eres duro, Nathan.

Te apartas ligeramente.

Coloca el trapo en el recipiente otra vez, y se mezclan el lodo, la sangre y el agua. Escurre el trapo y lo cuelga en el borde del recipiente.

—Si me lo pides lo aflojaré —estira la mano y te toca la mejilla con el dorso de sus dedos—. Quiero aflojarlo. Pero tienes que pedírmelo —vuelve a decirlo, tan suave y amablemente.

Retrocedes y el collarín te corta.

—Estás cansado, ¿verdad Nathan?

Sí, estás tan cansado de todo. Tan cansado que podrías llorar. Pero de ninguna manera vas a permitir que eso ocurra.

De ninguna manera.

Sólo quieres que pare.

—Lo único que tienes que hacer es pedirme que te lo afloje y lo haré.

No quieres llorar y no quieres pedirle nada. Pero quieres que pare.

—Pídemelo, Nathan.

Y el collarín está tan apretado, y estás tan cansado.

—Pídemelo.

Llevas meses sin apenas hablar. Tu voz está ronca, extraña. Y ella te limpia las lágrimas con las puntas de sus dedos.

librosde2

  1. El lado oscuro
  2. El lado salvaje
  3. El lado perdido
  4. El lado falso (relato corto)
  5. El lado real (relato corto)

sobre2

Sally Green vive al noroeste de Inglaterra. Ha tenido diversos trabajos –remunerados y no remunerados– e incluso ha desempeñado una profesión, pero finalmente ha podido disponer de   tiempo para escribir las historias con las que pensaba que sólo podía soñar. Le gusta leer y pasear por el campo. También le gustaría beber menos café. El lado oscuro es su primera novela y los derechos de traductor fueron vendidos a más de 45 idiomas antes de su publicación. Además, Fox 2000 está desarrollando el proyecto cinematográfico de la trilogía Una vida oculta.

calific


cuatro libros

 

 

noolvides