Reseña: La gallina degollada (1917) de Horacio Quiroga (especial día de muertos)

Editorial: Ediciones Cátedra
ISBN: 978-84-376-0959-1
País: Uruguay
Idioma: Español
Páginas: 364
Precio: $286.00 pesos mexicanos

El matrimonio Mazzini Ferraz, una joven pareja que se casa y decide tener un hijo… y ahí inicia todo.

Antes de comenzar hablar del cuento, me presento:

Mi nombre es Alejandra y soy una nueva colaboradora del blog, Gio Lara-Piña amablemente me invitó y acepte con mucho gusto. Tengo un página de facebook donde hablo de libros, lo hago por gusto, por lo que tengo planeado publicar cosas ahí pero será poco a poco, a veces por no tener tiempo me atrasó un poco.

Mi página en Facebook es: En gustos se rompen géneros: literatura sin límites.

Por último quiero aclarar que cuando reseño una lectura lo hago de manera un tanto informal. Quiero que sea ameno y que gente de diferentes edades pueda leer mis entradas, que disfrute y que no le resulte tedioso si utilizo un lenguaje formal o hago uso de términos literarios (esto último sí lo llego a hacer, trato de explicar el significado).

¡FELIZ DÍA DE MUERTOS!

El mes de octubre esta llego a su final, y las historias de terror, disfrazarse de un personaje, ver películas y pedir dulces de casa en casa (como lo hicieron mis vecinos en ayer), aún continúan…

Confieso que no soy fan de Halloween, soy miedosa y eso de pedir dulces de casa en casa, no es lo mío. Tampoco leo terror y, si llego a leer algo de este género y no me da miedo, pues yo en lo personal, no lo considero de terror. Si me da miedo entonces cambia la cuestión, porque del miedo no termino de leer la lectura. Pero si me gusta celebrar ‘El día de muertos’ porque amo esa tradición de mi país, México. Obvio, no creo animarme a leer nada de Stephen King en algún momento de mi vida, chance si del género pero otro autor, depende mi estado de humor en ese momento.

‘La gallina degollada’ de Horacio Quiroga es un cuento de terror. No toca temas sobrenaturales como fantasmas, muertos vivientes, tampoco trata sobre asesinos en serie, pero si hay un terror gráfico a causa de una escena; en una única escena se refleja la crueldad humana, el horror que hay en la muerte.

Lo que si hay es un misterio entorno a algo, no digo cuál para no arruinar la sorpresa a quién no ha leído el cuento. Pero precisamente por que no hay una explicación razonable, presagia lo malo y da pie al horror, a la tragedia que impacta al lector.

Es un cuento que no te deja indiferente, ya sea que te guste o no, es un cuento que no se olvida, logra poner la piel de gallina y todo lector, rememora una y otra vez la escena cruda y gráfica. También hay otros temas que se abordan, como el remordimiento, culpar a otros de las desgracias, la indiferencia y frialdad a terceras personas.

Frases / Extractos

Después de algunos días los miembros los miembros paralizados recobraron el movimiento; pero la inteligencia, el alma, aún el instinto, se habían ido del todo; había quedado profundamente idiota, baboso, colgante [..] (p. 116)
 
Esta vez Mazzini se expresó claramente:
—¿Creo que no vas a decir que yo tenga la culpa, no?
—¡Ah, no! —se sonrió Berta, muy pálida— ¡pero yo tampoco, supongo!… ¡No faltaba más!… —murmuró.
—¡Qué, no faltaba más?
—¡Que si alguien tiene la culpa, no soy yo, entiéndelo bien! Eso es lo que te quería decir.
Su marido la miró un momento, con brutal deseo de insultarla. (p. 118)
 
Prestaron oído, inquietos, pero no oyeron más. Con todo, un momento después se despidieron, y mientras Berta iba a dejar su sombrero, Mazzini avanzó en el patio (p. 122)

Sobre el autor

(Uruguay, 1978-1937) Escritor Uruguayo. La tragedia fue algo que lo marcó de su niñez por varios sucesos: la primera fue con su padre; este murió a causa de un dispar accidental de su escopeta cuando descendía de una embarcación, la tragedia fue vista por su esposa y el propio Horacio. La segunda tragedia fue sucedió con su padrastro; tras casarse la madre de nuevo y ser un buen padrastro, no obstante, él sufrió un derrame cerebral que le impidió hablar de nuevo. El padrastro se suicidó disparándose con una pistola. La tercera fue con su primera esposa cuando, padeciendo depresión, igual se suicidó. La cuarta fue cuando su segunda esposa e hija, lo abandonaron cuando él comenzó a presentar malestares, que al final resultaron en cáncer de próstata. Con esto, Horacio Quiroga decidió acabar con su propia vida, pero eso no fue el final de las tragedias en la familia, su hija mayor también se suicidó un años más tarde, y años después, el hijo mayor optó por suicidarse.
 
Quiroga es considerado el maestro del terror en la lengua hispanoamericana, comparándolo con Edgar Allan Poe, del que claramente, se ve reflejada la influencia en sus obras.
 
Hay una obsesión de Quiroga por incluir la muerte, la locura, el amor, la enfermedad y los accidentes en sus obras. Entres sus obras más destacadas son:
 
La novela de Historia de un amor turbio (1908), Cuentos de amor de locura y de muerte (1917), Cuentos de la selva (1918), cuentos de Las sacrificadas (1920), el cuento de Anaconda (1921), cuentos de El desierto (1924), cuentos de Los desterrados (1926), y cuentos de Más allá (1935) entre otros. 

Calificación

5cal.jpg

Anuncios

Reseña: Llantos de sangre (2013) de Christian Martin (especial halloween)

llanto.pngLlantos de sangre
Christian Martin

Editorial: Max Estrella Ediciones
ISBN (digital): 978-84-945976-2-6
País: España
Idioma: Español
Páginas: 262 (ebook reader, 400)
Precio: 126 pesos mexicanos (5,99€)

Eva es una actriz mundialmente conocida que vuelve a Londres tras dos años de silencio absoluto y de paradero desconocido, y decide aceptar ser entrevistada por Julia, una presentadora de televisión afamada. Es hora de sacar a la luz unos acontecimientos que la hicieron huir del país e ignorar al mundo. Unos hechos que vivió junto a tres compañeros de la serie de televisión que la catapultó a la fama. Dos Navidades atrás, Eva se fue a disfrutar de unos días con sus amigos a una casa junto a Guildon Forest, una aislada aldea del norte de Escocia. Lo que se suponía que iban a haber sido tres días de descanso, se convirtió en todo lo contrario. Una gran tormenta de nieve azotaba la zona y, un poco antes de llegar a la casa de la montaña, los chicos casi atropellaron a una niña pequeña en la carretera. Se vieron forzados en recogerla y llevársela con ellos, para luego intentar descubrir de dónde salió ésta y por qué estaba en mitad de la carretera. Pero la convivencia en la casa de Eva, junto a la niña, no estaba predestinada a ser buena… ¿Qué es lo que pasó en Guildon Forest? ¿Por qué huyó Eva del país, la prensa, amigos y familiares? ¿Dónde están el resto de sus compañeros? ¿Cómo es que la chica es la única que es entrevistada? (maxestrellaediciones.com)

Yo te lo recomiendo porque…

Primero que nada agradezco a Max Estrella Ediciones por creer en Mi mundo de libros sobre la difusión de Llantos de sangre (2016) de Christian Martin y en segundo lugar a este último por la valiosa experiencia que, como blogger me he llevado al apreciar esta novela, me gustó mucho la manera/forma en la que está organizada la novela, recuerda a mí parecer a autores como Dan Brown o John Katzenbach, y con respecto a contenido no se queda atrás, Martin tiene la capacidad propia de un gran escritor que, sin duda, si se sigue esforzando en mejorar lo logrará y nos sorprenderá muchísimo más. Lo que voy a decir tal vez suene extraño pero me parece sentir que es biográfica la obra, aquella estructura de sentimientos de Eva, vulnerabilidad y romanticismo de Dave, misticismo (y hasta maldad) de Yäel… etcétera, es una apreciación personal solamente. Particularmente, que me recuerda mucho a mi infancia, uno actúa en torno a ciertos estereotipos, buenos, malos, héroes, villanos… es lo que pasa en esta novela, os lo permite sentir, regresar a etapas de nuestra vida que creemos olvidadas (o tal vez a recuerdos de películas, libros, música, porqué no).

Podría ser que al principio os parezca inconexos los argumentos pero esto no dura mucho porque poco a poco, se adentrarán en una historia que, como decía Edgar Allan Poe “el lector se halla bajo la completa voluntad del escritor”, para mí es una novela de terror, no de romanticismo, ni histórica, etc. sino de terror, se las recomiendo mucho, de verdad, la apreciarán es tiempo invertido productivamente, es algo fascinante leer, se me ha complicado últimamente por distintos eventos (tanto personales como nacionales “sismos”) pero aquí estamos, reseñando de noche en un viernes 13 jeje.

Argumento (contiene spoiler)

Historia de terror que tiene a los siguientes protagonistas, Eva, Dave, Daniel, Stacey, Daisy (mascota de Stacey), Sarah y Julia, los primeros cuatro son actores que han salido recientemente de vacaciones de grabar una serie llamada Chic@s Prodigio a una aldea al norte en Escocia, Sarah (nieta de Yäel y hija de George) es una persona con serios desordenes mentales (de alguna manera justificados) que no le importa asesinar con sangre fría con tal de que nadie le haga daño, o al menos así lo dicta ella y Julia, periodista profesional y dueña de un programa de televisión popular que le ha conseguido múltiples reconocimientos a nivel internacional, se halla ensimismada con el caso de Eva, ¿por qué Eva? es una pregunta que dejaré abierta, caso que cobró vidas, dejo confusión, a una persona en un hospital psiquiátrico y una secuela que se mira venir…

El contexto en el que se da la historia recuerda a El resplandor (1977) de Stephen King, tormenta de nieve, terror, histeria colectiva, desesperación, nada será lo que parece, como lector conviene bien que entrenes tus facultades de disociación entre lo real y lo verdadero pues seguramente esta novela os tomará pillados, en el camino a la casa de Eva (que en realidad pertenece a Olivia, su madre) casi chocan con una pequeña, abandonada, con frío, perdida, seguramente asustada, así que deciden llevarla consigo. Los cuatro amigos que se confesaban respeto/admiración y hasta amor entre ellos irán cambiando al paso del tiempo (¿por qué razón?) y junto a ello emprenden una búsqueda desesperada para localizar a los padres de la niña, la niña, Sarah, parece ser que sus actos no rinden frutos y que tienen que quedársela, el problema es que la niña no quiere irse, quiere quedarse ahí por tiempo indefinido pero con tanto problema que va surgiendo entre “los amigos” es complicado tenerla.

Un día sin embargo sale a la luz un hallazgo, encuentran un camino en medio de la nieve que parece dirigirse a una casa ¿quién vivirá allí? y es que de dónde se sabe, por años, la casa de Eva es la única del sitio… Una esperanza se ilumina en el rostro de los jóvenes (antes de apagarse) puede ser que ese camino lleve a la casa de la niña, si esto es efectivo, podrán tomar sus respectivos aviones e irse a casa a disfrutar de una verdadera Navidad y Año Nuevo, lejos de tantos problemas y malentendidos pero ese brillo nos les dura mucho… 

Booktrailer

Frases

Era increíble cómo se despertaba la ciudad. Desde los primeros coches y camiones. Los primeros en abrir los negocios eran las pequeñas tiendas de alimentación, donde sus encargados, todos de Oriente Medio, ayudaban a los repartidores a meter los paquetes del camión en sus tiendas entre gritos. Nadie sabía si descifrarlos como protestas o conversaciones amistosas. (p. 13)

Desde los impolutos zapatos de tacón beige hasta el recogido de la melena larga, rubia, perfectamente peinada y atada con una simple coleta, estaban milimétricamente estudiados.

Era el prototipo de mujer «diez»: entre unos treinta a cuarenta años, con estilo propio para vestir, profesional, poderosa, atractiva, alta, esbelta, pechos aún altos y vigorosos, labios carnosos y seductivos, y unos ojos verdes, ahora realzados por sombras marrones. (p. 17)

Creo que la gente debería de cerrar el pico de una vez y dejar de extender mentiras.  (p. 21)

Ésta era bastante curiosa. Todos los amigos de mis padres que la visitaron e incluso yo misma de pequeña, nos quedábamos impresionados, ya que era de estilo americano. Una casa de madera con dos plantas que, desde su fachada forrada con siding de un color gris claro hasta el tejado de pizarra y el interior tan espacioso, chocaba a la vista. Sobre todo por estar situada en mitad de una montaña del norte del Reino Unido. (p. 59)

Ya que no quería hacer ruido, decidí ducharme en cuanto me levantase. (p. 67)

Como si el sueño me hiciese olvidar todas las riñas. Siempre había sido algo que, por un lado era bueno, pero por el otro llevaba a que me tomasen el pelo y se aprovechasen de mí en más de una ocasión. Sin embargo, en más de un caso me había ayudado a resolver pequeños o grandes problemas que hubiese tenido con alguien. Así era yo… (p. 71)

No creo que porque uno se caiga montando en bicicleta signifique que no deba cogerla más. (p. 83)

Abajo, me reuní con Dave, quien se había quedado sentado en el sofá todo el rato. En sus manos tenía los auriculares que le había regalado y que se habían roto. Estaba afligido, dándoles la vuelta entre las manos e intentando arreglarlos. Pero no tenían arreglo. Sabía cuánto había deseado tener aquellos auriculares y, el que se hubiesen destrozado tan pronto, le había roto el corazón. (p. 139)

…yo lo veía como lo que era: un chico con un alma inmensa al que siempre le volverían a pasar aquel tipo de cosas a menos que decidiese, algún día, revelarse contra los desalmados que lo utilizaban. (p. 139)

—¿Qué es un diario?
Cerré por completo el diario y puse la tapa al bolígrafo.
—Pues… es donde uno escribe cada día sus pensamientos más privados.
—¿Todos los días?
—No, a veces puedes estar cansado y no escribir nada… (p. 177)

No sabía qué podía ser. Sentía mi garganta más seca de lo normal. Tras toda una noche entre silenciosos jadeos, no me había parado a beber de mi botella de agua sobre la mesilla de noche. (p. 179)

Una pareja de pájaros se perseguía por el cielo azul, deteniéndose en la rama de un pino mientras cantaban, y volviendo a salir el uno tras el otro haciendo florituras en el aire. (p. 185)

… fue Jesús quien dijo que el que estuviese libre de pecado podía tirar la primera piedra… (p. 191)

Todos nos merecemos de vez en cuando una bofetada, ya sea física o psicológica, es cierto; pero no creía que fuésemos nosotros los adecuados en dársela. (p. 203)

Sabía cómo jugar con la mente de la gente y era una profesional en su trabajo. (p. 223)

Éste es el momento —le recordó la mujer, enérgicamente, cogiéndola por los hombros—, el momento para cerrarles el pico y humillarlos ante todo el planeta, con tal brutalidad, que lo único que les quede posible sea redimirse ante todas las mentiras y palabras ponzoñosas que han estado expandiendo en los medios de comunicación. A no ser que tú decidas —comentó, cambiando drásticamente su tono de voz ferviente a uno impersonal y vacío— dejarles andar libres por el mundo, haciéndose llamar periodistas, cuando lo único que de verdad son es un grupo de cuentacuentos de pacotilla sin escrúpulos. (p. 227)

El entusiasmo y pasión que estaban poseyendo cada parte de su cuerpo y mente sabían a la más pura gloria. Al éxito y reconocimiento de su «¡Jodido Boom!». (p. 229)

Pues Julia tenía una incontrolada ansia de superación con cada una de sus historias, trabajos, proyectos o libros, que siempre habían absorbido la mayoría de su tiempo. (p. 231)

Se limitó a quedarse allí, bajo las ramas del árbol, observando cómo la lluvia caía con fuerza. Sintió el césped seco bajo ella, salvo por las gotas que se quedaban sobre él como pequeños diamantes helados e iluminadas por las luces de las farolas. Se descubrió arrancando pequeños puñados de la hierba, con las manos agarrotadas. (p. 249)

Sé que uno puede imaginarse miles de cosas con mis palabras. Pero no miento, ya que no consigo nada haciéndolo. (p. 267)

Parecía que ya no conocía a nadie. (p. 287)

Normal que no hubiese hablado por un tiempo. Normal que a veces fuese un tanto rara con sus contestaciones. Aquella niña necesitaba ayuda de verdad. (p. 321)

Pues como mejor he podido. No he tenido más opción que vivir con ello e intentar seguir con mi vida. (p. 324)

Fe de erratas

Pág. 51. Como dice: Estaba claro por su silencio que no sabía muy bien lo que decirme, por lo que me hizo la famosa pregunta.
Como debe decir: Estaba claro por su silencio que no sabía muy bien qué decirme por lo que me hizo la famosa pregunta.

Pág. 158. Como dice: Me sentía abarrotada de problemas: el pobre Daniel con sus cascos, Stacey con la justa cantidad de insulina y mi problema con Daniel.
Como debe decir:  Me sentía abarrotada de problemas: el pobre Dave con sus cascos, Stacey con la justa cantidad de insulina y mi problema con Daniel.

Pág. 388. Como dice: Una vez él se dio la vuelta por el pasillo y despareció escaleras abajo, llamó a la puerta.
Como debe decir: Una vez él se dio la vuelta por el pasillo y desapareció escaleras abajo, llamó a la puerta.

Sobre el escritor…

Chris2.jpgSeguidor de autores como Dan Brown, John Verdon o Diane Setterfield, comenzó a escribir a temprana edad, centrándose en historias de terror y suspense en su mayoría. Durante sus estudios participó en varios concursos literarios, probando suerte y acabando ganando uno de los primeros premios de La casa de la juventud de Algete por el relato corto “Burka negro”, que coescribió junto a una amiga.  Sus compañeros y amigos le pedían más y más historias cortas de miedo, lo que hizo que Christian mostrase un interés por el género y que años después se lanzase con la escritura de “Llantos de sangre”.

Al mismo tiempo, Christian compagina la escritura con la actuación. Recientemente se le ha visto en el programa “Sketch Up” (Notts TV) en el Reino Unido, y ha trabajado entre otras en la serie de “Física o Química” (Antena 3) y en “Amar en tiempos revueltos” (TVE), y el programa de Telecinco “De Buena Ley”. (maxestrellaediciones.com)

Calificación

3 de 5